7 comedias en mockumentary para ver mientras esperamos el de ‘#Luimelia’

Se le llama falso documental (o mockumentary, en inglés) a esa serie que está grabada simulando ser un documental. Lo reconocerás porque la gente habla como si estuviera en una entrevista, eres consciente de la presencia de la cámara y la relación de los protagonistas con el supuesto director se nota en ciertos momentos. El mero formato pasa a ser una herramienta de relación con el espectador, mostrándote por un lado escenas donde sucede la trama y, en paralelo, las impresiones de los protagonistas sobre lo que estás viendo.

En honor al próximo episodio de #Luimelia, que se verá el domingo en Atresplayer Premium y que está construido con este recurso aprovechando que las protagonistas visitan el plató de Amar eternamente (la cariñosa parodia que la serie hace de Amar es para siempre), repasamos algunos de los títulos más conocidos que podemos ver estos días.

(Fuente: NBC)

Ya sea en el original inglés de Ricky Gervais como en la adaptación estadounidense protagonizada por Steve Carell, la serie narra el día a día cotidiano de una oficina de lo más ordinaria donde los protagonistas lo son todo. Coral, con mucha sorna y sustentada alrededor de un jefe incompetente, The Office es de esas series que ha marcado la historia de la televisión y que es fácilmente reconocible incluso para quien no la ha visto, sobre todo por la ominpresencia de sus memes en redes sociales.

Las nueve temporadas de la versión estadounidense pueden verse en Amazon Prime Video y son la influencia reconocida para ese capítulo de #Luimelia.

(Fuente: ABC)

Y es que sí, la longeva serie de ABC entremezclaba escenas de las diferentes familias Pritchett con cortes en los que sus miembros hablaban directamente a la cámara. De hecho, los cortes en Modern Family permitían ver una nueva dimensión del personaje, donde le veías dar su versión de los hechos. A menudo se utiliza la estrategia de la entrevista precisamente para eso; el espectador tiene la información de lo que ha sucedido, pero también de la imagen que el protagonista desea proyectar, y la distancia entre ambas imágenes es un gran campo para el humor.

Las 10 primeras temporadas de Modern Family se pueden ver en Netflix, Amazon Prime Video y ATRESPlayer.

(Fuente: Netflix)

Si solamente has visto una imagen del título de Javier Ambrossi y Javer Calvo, posiblemente sea la de Paquita Salas mirando fijamente a la pantalla y hablando directamente con nosotros. En el caso de esta serie, que alterna las referencias externas con lo que estamos viendo, y que se convierte en un contenido lleno de huevos de pascua, hablar al espectador se transforma en una estrategia más de acercamiento de los protagonistas al público. Es difícil no sentir empatía por alguien que te está mirando directamente y te cuenta las cosas casi sin filtro.

Las tres temporadas de Paquita Salas están disponibles en Netflix.

(Fuente: FX)

La versión seriéfila del original cinematográfico funciona muy bien. Somos muchos los seguidores fieles del título que nos carcajeamos con la historia de cuatro vampiros y un familiar que comparten piso. Posiblemente, este sea el título donde la imagen proyectada en los cortes de simulada entrevista sea más igual que la que vemos en la grabación cotidiana. Lo que hacemos en las sombras parte de una premisa tétrica para hacer comedia con infinitos chascarrillos. A medida que las temporadas avanzan, la serie se afianza cada vez más en un tono propio, en episodios completamente metas y en un humor mucho más sugerente.

Las dos temporadas de Lo que hacemos en las sombras están disponibles en HBO España.

‘Arrested Development’

(Fuente: Netflix)

Arrested Development es una de las propuestas que más y mejor ha sabido explotar el formato. En los Bluth encontramos la mayor miseria humana y los personajes más desgraciados y mezquinos del mundo. Las imágenes de recurso que ponen en contexto la situación o sus consecuencias son habituales, convirtiéndose en memes desde el primer instante. Mucho de su humor es políticamente incorrecto y juega con esos límites para escandalizar de una manera cómplice al que está viéndolo.

Las cinco temporadas de Arrested Development están disponibles en Netflix.

(Fuente: IMDB)

Creada por Lisa Kudrow y Michael Patrick King, The Comeback tiene dos temporadas grabadas con casi una década de diferencia, donde Valerie Cherish es una actriz venida a menos que vive de los éxitos del pasado. Es de esas comedias muy irónicas que te meten en situaciones incómodas de ver y de sentir donde nada funciona como debería. Sabe reírse de ella misma, de sus personajes y de la propia industria televisiva, reflejando muchas situaciones incomprensibles y alocadas.

Las dos temporadas de The Comeback se pueden ver en HBO España.

(Fuente: Netflix)

Los true crimes están de moda, y eso bien lo sabe Netflix, que es de las plataformas donde más documentales criminales se emiten, teniendo alguno nuevo casi todos los meses. Pese a que se canceló tras dos temporadas, la propuesta de esta parodia del género funciona bastante bien, mostrando cómo unos chavales de instituto se convierten en detectives improvisados para aclarar la culpabilidad de una broma pesada.

Las dos temporadas de American Vandal se pueden ver en Netflix.