Bomba de tiempo ecológica: Preocupación creciente por los hipopótamos de Pablo Escobar

Entretenimiento 12 Feb

En Colombia los llaman los “hipopótamos de la cocaína” y han estado reproduciéndose desde el asesinato de Escobar en 1993. Desde ese momento, las autoridades confiscaron Hacienda Nápoles, su propiedad de lujo, y desmantelaron su zoológico privado. Los animales se fueron distribuyendo a zoológicos del país, pero no sucedió lo mismo con los hipopótamos. Hoy se convirtió en la manada más grande fuera de África, su región nativa.

A lo largo de los años, los científicos trataron de estimar cuántos hipopótamos están poblando una de las principales vías fluviales de Colombia: el río Magdalena. Creen que se trata de entre 80 y 120 animales -todos descendientes del grupo original de un macho y tres hembras-, y que ese número no hará mas que aumentar. Si no se toman medidas pronto, la población llegará a más de 1.400 especímenes en 2034.

En un estudio publicado en la revista Biological Conservation, un equipo de científicos explicó que estos mamíferos están aprovechando una ventaja evolutiva, ya que no tienen depredadores naturales en América del Sur. Además, el clima parece favorecer su desarrollo.

Sin embargo, el impacto ambiental en la cuenca hidrográfica más grande de Colombia es cada vez mayor: desde la alteración de la composición química de los ríos -lo que podría poner en peligro la pesca-, hasta el desplazamiento de especies nativas en peligro de extinción, como el manatí.

Rose Bouzon