Esta semana ha marcado un punto de inflexión importante en el mundo de las criptomonedas en España: Bit2Me se ha convertido en la primera plataforma del mundo en ser reconocida por el Banco de España, lo que significa que el exchange de origen alicantino podrá operar de manera oficial en nuestro país.

Así, Bit2Me tiene ahora la validación del registro del Banco de España como primer proveedor de servicios de cambio de moneda virtual por moneda fiduciaria y de custodia de monederos electrónicos. ¿Cómo se traduce esto y qué repercusión tiene para los usuarios españoles?

En primer lugar, y puede que como punto más importante para quienes están dentro del mundo ‘crypto’, poder operar de esta forma, con el reconocimiento del Banco de España, implica que las transacciones y el capital que haya en los intercambios van a estar mejor protegidos.

Esto, a su vez, conlleva un valor fundamental para las instituciones públicas: tienen un nuevo aliado que les ayudará a controlar el mercado negro, pudiendo así perseguir el blanqueo de capitales o la financiación de actividades ilegales a través de criptomonedas.

Finalmente, tener este reconocimiento puede dar a los usuarios cierta tranquilidad, ya que tienen un organismo oficial y estable al que recurrir en caso de dudas o problemas.

De esta manera, “el Banco Central español reconoce que Bit2Me cumple con los requisitos de honorabilidad comercial y profesional establecidos para las entidades de crédito y con la normativa de Prevención de Blanqueo de Capitales”, destaca la plataforma en un comunicado de prensa.

¿Por qué Bit2Me?

La empresa de Alicante, con más de una veintena de soluciones para comprar, vender y gestionar criptomonedas, asegura que fue la primera en solicitar el registro en el Banco de España.

Como decimos, esta semana el organismo regulador ha confirmado su registro, lo que convierte a Bit2Me en la primera empresa del mundo en conseguirlo.

La plataforma española ofrece servicio en más de 100 países y ha registrado en 2021 un volumen de negocio transaccionado superior a los 1.100 millones de euros, según datos aportados por la propia compañía.

No obstante, parece que Bit2Me, plataforma creadora del token B2M, no será la primera que quede validada. El objetivo es que otras plataformas de criptomonedas se vayan sumando para trabajar junto a esta institución oficial.

El Banco de España habilitó a finales del mes de octubre este nuevo registro, cuya creación se recoge en una disposición adicional de la Ley 10/2010, de 28 de abril, sobre prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

¿Cómo funciona el registro? Se presenta la solicitud para que la entidad te reconozca como plataforma de criptodivisas de forma oficial y el Banco de España cuenta con un plazo de tres meses para resolver la recepción e inscribir o no a la empresa en el registro.

La inscripción está condicionada a que los proveedores cuenten con procedimientos y órganos adecuados de prevención en materia de blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo y a que se cumplan los requisitos de honorabilidad comercial y profesional.

A los bancos no les suele gustar lo ‘crypto’

Las monedas virtuales son un medio de intercambio distinto al dinero real, ya que aunque poseen propiedades similares a las monedas físicas y permiten transacciones instantáneas y transferencia de propiedad sin fronteras no se valoran en el mercado de la misma manera. Es decir: son descentralizadas, lo que significa que no hay ningún punto central que controle la oferta y la demanda.

Debido precisamente a esa naturaleza descentralizada, este tipo de activos no suelen ser del agrado de los bancos del mundo.

“El reconocimiento del Banco de España es un impulso a nuestras relaciones comerciales. Ser la primera empresa de todo el mundo que consigue este reconocimiento habla por sí solo de la seguridad con la que está desarrollado nuestro servicio y la confianza en Bit2Me”, concluye Leif Ferreira, CEO de la compañía.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Comments are closed.