Crítica: ‘30 monedas’ parece llamada a ser la ‘Twin Peaks’ de Álex de la Iglesia