Crítica: ‘Alguien tiene que morir’ tiene ínfulas de Almodóvar y no llega a ‘Las chicas del cable’