Crítica: ‘Estocolmo, Estación Central’ atrapa completamente

Esta crítica se ha escrito después de ver la primera temporada de ‘Estocolmo, Estación Central’ completa. No contiene spoilers.

Si algo nos enseña Estocolmo, Estación Central es que para hacer una buena serie no hace falta innovar demasiado. Basta con un tema clásico (en este caso la trata de blancas) y un género claro (el policíaco). Si se hace bien, si las interpretaciones son creíbles, el guion correcto y tiene un par de puntos que le den gracia, funciona.

Obviamente eso es una perogrullada de fórmula, le acompañan un montón de detalles técnicos y creativos; nadie hace una producción mediocre por voluntad propia, pero el caso es que la última serie sueca en llegar a Filmin no tiene nada especial y sin embargo tiene lo necesario.

No para, no hay un minuto sobrante en toda la serie, los seis capítulos están llenos de contenido. Pero además logra algo bastante difícil, tratar un tema tan delicado de una forma directa, llamando a las cosas por su nombre y sin entrar en el morbo. No hace falta ver carnaza para entender que la protagonista se prostituye por obligación. Pero, además, la serie no es lo que parece. Sí, el punto de partida es el tráfico de personas, pero cuenta más cosas, permitiéndose dibujar personajes un poco más complicados de resumir y sin necesidad de gestos estrafalarios.

(Fuente: IMDb)

Estocolmo, Estación Central no va a descubrir nada, pero tampoco permite que la dejes a la mitad. Te atrapa completamente, relaciona las tramas entre sí de manera previsible pero más que correcta y constantemente está aportando un giro nuevo que recoloca toda la situación. Al final nos habla de mucha gente de una forma pormenorizada y mostrando el tejido en el que se convierten y la dificultad de salir de los papeles que ha decidido cada uno (en algunos casos, con infinitas comillas).

Lo que tenemos entre manos es un drama, con presión y fuerza suficiente para que resulte verosímil y con suficiente cercanía a la delincuencia y la investigación como para que los aficionados al género caigamos completamente. Quizás es cierto que no cambiará tu vida, pero posiblemente te deje deseando que vuelvan con una segunda temporada en la que tengan más cosas que contar.

‘Estocolmo, Estación Central’ está disponible en Filmin.