Crítica: ‘Helstrom’, una intriga demoniaca que arranca con muchas preguntas por responder

Esta crítica se ha escrito después de ver los dos primeros episodios de ‘Helstrom’ y no contiene spoilers.

Poco sabemos de Daimon y Ana Helstrom, los protagonistas de Helstrom, la serie de Hulu -perteneciente a la factoría Marvel, pero fuera de la Fase 4- que por fin podemos ver en España gracias a la llegada de . Ellos son dos hermanos con un pasado complicado, hijos de un asesino en serie y de una mujer con múltiples problemas que acabaron abandonados y solos ante un sistema que no los protegía. Con el tiempo, sus caminos se han separado, llenos de rencor y de conversaciones pendientes.

Daimon se ha quedado cuidando a su madre, o por lo menos intentándolo, mientras da clases de ética y exorciza cuerpos, y Ana se ha convertido en una buscadora de tesoros de la historia. Ambos poseen algún tipo de capacidades que los dotan de un poder nada normal que descubrimos poco a poco y que a estas alturas apenas conocemos.

Lo primero que llama la atención de Helstrom es su atractiva estética. Las escenas tienen un sello propio suficiente como para que, aunque no entiendas demasiado bien lo que ves, quieras continuar y no rehúye de los sustos ni las postales impactantes y explícitas. Tras esa imagen, se suceden calaveras con oscuras intenciones y cuerpos aparentemente poseídos (empezando por el de la madre), pero no acabamos de saber cómo encajan todas esas piezas.

Y aunque las primeras escenas están, en apariencia, desconectadas entre sí, conforme avanza el visionado vas pudiendo ordenar lo que ves; no digo entenderlo, pero sí ordenarlo. Una de sus apuestas de la serie, de hecho, es precisamente que no ubicamos del todo bien qué le sucede a los protagonistas. Eso puede convertirse en un lastre si no demuestra estar controlado conforme se avanza, pero de entrada es sugerente y bastante coherente con ese halo de misterio que rodea a la serie.

En general, los protagonistas de Helstrom están bien dibujados y con su presentación nos queda clara su descripción básica y la lógica que ocupan dentro de la trama. En casi todos ellos hay algo cuasi demoníaco, pero realmente no nos queda claro si la naturaleza de cada uno de ellos es benévola o malévola, una intriga que por el momento despierta el interés pero que, insisto, suele pedir que luego demuestre arte para enseñar sus cartas y un fondo más allá del misterio por el misterio. Pero esa mezcla donde nadie parece del todo bueno es la que sugiere que ante nosotros puede haber una buena historia.

Algo se ha liberado, algo que no parece que venga con buenas intenciones y que está relacionado con ambos hermanos y con la extraña posesión que tiene su madre, pero Helstrom aún tiene por delante mucho que contar y que nos permita saber si el sugerente inicio responde a una idea clara. Esperemos que sí, porque su arranque atrae y deja ganas de más.

‘Helstrom’ está disponible en Disney+ Star.