Crítica: ‘Honor’, una miniserie notable para una historia que debes conocer

Esta crítica se ha escrito después de ver los dos episodios que componen ‘Honor’ y no contiene spoilers.

Cada año se registran una docena de crímenes de honor en Reino Unido y en todo el mundo la cifra se acerca a cinco mil. por sus relaciones sentimentales, su comportamiento sexual o, incluso, por vestirse de forma inapropiada. Es una realidad que, desde hace unas décadas, la inmigración ha traído a Europa, el mismo lugar al que, paradójicamente, muchos compatriotas de los perpetradores llegan buscando una sociedad más tolerante y menos arcaica.

En enero de 2006, la víctima que saltó a los medios de comunicación de todo el mundo fue Banaz Mahmod, una joven de veinte años nacida en el Kurdistán iraquí que llegó a Inglaterra siendo una niña. , pero no fueron ellos los que denunciaron ante la policía la preocupante falta de noticias, sino su novio. Mes y medio después, el comando de crímenes y homicidios de la policía metropolitana de Londres, con Caroline Goode al frente, inició una investigación.

Este es el punto de partida de Honor, la producción que ITV estrenó en septiembre en Reino Unido y desde hoy podemos ver en España gracias a Filmin. Con Keelye Hawes (Los Durrell, The Bodyguard) como protagonista, en tan solo dos episodios de 45 minutos que está más presente en el mundo occidental de lo que creemos. Escrita por Gwyneth Hughes (Vanity Fair), la ficción ha contado con el asesoramiento de la propia Goode. Y se nota.

(Fuente: Filmin)

Si se le puede poner alguna pega es que su brevedad la ha condenado a ser demasiado “blancocéntrica”. O, como sucedía en Hollywood hasta hace bien poco, . Y no es que el trabajo de Goode no fuese meritorio, al contrario, pero una mayor extensión y la víctima convertida en personaje habrían logrado que el tema que muy acertadamente se pone sobre la mesa adquiriese mayor profundidad y calase más en el espectador.

Gracias al desconocimiento de la propia protagonista, y algo como el amor es motivo de vergüenza. Pero la historia de Banaz es tan terrible y sobrecogedora que bien habría merecido unos flashbacks para ponernos en su piel y en la de víctimas como ella.

Si nos ceñimos a lo que es, un drama criminal, Honor alcanza con creces la calidad propia de su origen. Resulta que, afortunadamente, fue asignada a un grupo de personas dispuestas a dejarse la piel para llevarla a buen puerto. Algo que Banaz no consiguió hasta que fue demasiado tarde.

‘Honor’ está disponible en Filmin.