Crítica: ‘Motherland’, una sarcástica comedia con unos potentes y carismáticos personajes

La ficción, que llega a COSMO, muestra la cara más controvertida de la educación de los hijos

(Fuente: COSMO)

Esta crítica se ha escrito tras ver dos episodios de ‘Motherland’ y no contiene spoilers.

Un grupo de madres intentan hacer frente a la educación de sus hijos al mismo tiempo que intentan compaginarlo con el trabajo y el cuidado personal. Esta es la propuesta de Motherland, que parte de un tema que, a priori, podríamos pensar que ya está muy tratado en la ficción o que va destinado a un público objetivo muy concreto, pero que, sin embargo, gracias a lo bien construidos que están sus carismáticos personajes se convierte en una serie con la que cualquier espectador puede empatizar.

La ficción de BBC, que en España llega a través de COSMO, clasifica a sus personajes en dos grupos: por lado están las «madres alfa» y, por otro, las madres que simplemente intentan sobrevivir. Las madres alfa son aquellas mujeres con educación universitaria cuya generación ha crecido en un ambiente de competitividad que ahora han transmitido a sus hijos. En ese extremo se encuentra Amanda (Lucy Punch) y su séquito. Amanda es la abeja reina de las madres alfa y parece que siempre tiene todo bajo control; digamos que sería la popular del instituto. En el otro extremo se encuentra Julia (Anna Maxwell Martin), una exitosa organizadora de eventos que, paradójicamente, cuando su madre decide dejar de ser su niñera, es incapaz de compaginar el trabajo con el cuidado de sus hijos; y, junto a ella, Liz (Diane Morgan), una madre soltera muy salvaje y caótica, y Kevin (Paul Ready), un padre con muy poca maldad.

El arranque de Motherland, con una Julia totalmente sobrepasada, deja claro por dónde va a ir la ficción y en qué tono va a contarnos la historia de estas mujeres: sin duda, uno de sus puntos fuertes es que muestra la cara B de la educación de los hijos y lo hace desde el sarcasmo y el cinismo. Los personajes, con sus comentarios irónicos, se convierten en protagonistas de cómicas situaciones, que despiertan alguna que otra carcajada y, si no, al menos consiguen que empatices con ellos. Y aunque se trata de un reparto muy coral, hay dos personajes que captan la mirada de todos: la mencionada Julia que, con su frustración a cuestas intenta hacerse un hueco entre el grupo de Amanda por pura supervivencia; y Amanda cuya perfección es odiosa, pero a la que no quieres dejar de ver. Además, lo que llama la atención de Motherland es que con apenas un diálogo los personajes quedan totalmente definidos, incluso los secundarios, que también están igual de desarrollados.

Más allá de una buena construcción de sus personajes, la brillante interpretación del reparto y las hilarantes tramas, Motherland también llega a ser un medio para reivindicar. Queda patente que, bajo la comedia, está criticando en todo momento que aún a día de hoy la mujer sigue relegada a las tareas del hogar y de los hijos. Lo muestra al presentarnos a un grupo únicamente formado por madres (y solo un padre, Kevin), que parece que han tenido a sus hijos solas, porque ni se menciona apenas a sus parejas. Y no queda aquí, pues lo exponen también verbalmente a través de Julia y su marido casi inexistente: este no aparece físicamente en ningún momento junto a Julia y lo escuchamos dos veces contadas por teléfono. La razón es que él está ocupado con su trabajo, mientras que vemos a la protagonista haciendo malabares para compaginar su carrera profesional con la crianza de sus hijos. Lo único que hace el marido es hablar con ella por teléfono, quitarle hierro al asunto que a ella le preocupa y decirle que «haga lo que haga, él siempre le apoyará». Y punto.

Motherland es más que una simple comedia, es una serie que consigue hacer que un tema tan concreto como la logística familiar nos llegue a todos por igual. Con sus personajes tan fuertes y tan distintos entre sí, esta ficción consigue su objetivo: entretener, hacer reír y que el espectador desee que, sea como sea, sus personajes lleguen a conseguir ese equilibrio que tanto buscan.

‘Motherland’ se estrena el 23 de abril a las 22:30h en COSMO.