Crítica: ‘Raised by Wolves’ es una de las series más estimulantes del año

Esta crítica se ha escrito tras ver los dos primeros episodios de ‘Raised by Wolves’. No contiene spoilers.

¿La religión nos hace más fuertes o más débiles?¿Cuáles son los valores fundamentales de la humanidad? ¿Cuánto hay en cada uno de nosotros de innato y cuánto de aprendido? Cada una de estas preguntas nos podría dar para un buen debate sesudo en un sillón orejero con una copa de coñac, y cada una de ellas se plantean en la serie Raised by Wolves, la serie original de HBO Max que estrena hoy TNT.

Como las buenas series de ciencia ficción, y ésta lo es, Raised by Wolves nos presenta una impecable y vistoso envoltorio de gran producción, con planetas por descubrir, androides poderosos y naves espaciales. Pero luego nos destapa otras capas más profundas, como son un guión que nos adentra de lleno en un universo fascinante y que, escarbando un poco más, nos interpela con grandes preguntas sobre la condición humana.

Aunque la serie tenga una premisa high concept (tras una guerra entre ateos y creyentes que ha destruido el Tierra, dos androides son enviados a un nuevo planeta por los ateos e intentan criar a un grupo de niños para salvar a la humanidad), la serie creada por Aaron Guzikowsk no se queda solo en lo potente de su premisa. Raised by Wolves tiene recorrido más allá de su primer episodio, tanto en la forma en la que plantea sus tramas, con fantásticos giros que cambian el rumbo de las cosas, como en el desarrollo de sus personajes.

Travis Fimmel es Marcus en ‘Raised by Wolves’. (Fuente: TNT España)

El reparto es otro de los aciertos, y aunque el rostro más conocido es el de Travis Fimmel, no podemos más que enamorarnos de la dulzura del androide Padre, interpretado por Abubakar Salim, y quedar fascinados (y acojonados) por la interpretación de Amanda Collins del androide Madre.

Y es cierto que Raised by Wolves se vende sola cuando decimos que en la producción y en la realización de los dos primeros episodios está Ridley Scott, aclamado director de títulos cumbre del género como son Alien o Blade Runner, pero es que su mano se nota, y mucho. La serie tiene un ritmo impecable que te mete de lleno en la historia y, además, el diseño artístico consigue que ese universo sea tangible, sorprendente y único. Encontramos la combinación de aspectos aparentemente alejados, como son la estética de ciencia ficción sesentera, los elementos rudimentarios del neolítico y las vestimentas de los cruzados, y todo encaja. Parece que estemos allí, en ese planeta polvoriento donde solo podemos comer gachas cocinadas con raíces de una especie de aloe vera, y que nuestras decisiones vayan a decidir el curso de la humanidad.

Raised by Wolves se ha convertido en la serie qué más ganas tengo de ver en este momento (con el permiso de Ted Lasso), y sin duda la que me parece más estimulante.

‘Raised by Wolves’ se estrena esta noche, a las 22:05 h., con doble episodio en TNT.