‘Cuéntame cómo pasó’: ¿Cómo afecta la convalecencia de Antonio a su relación con Mercedes?

El regreso de Cuéntame como pasó con el estreno de la vigésimo primera temporada sirvió para que los espectadores, por fin, pudiesen aclarar la situación del matrimonio Alcántara, sobre la que se habían sembrado dudas en el cierre de la entrega anterior. Sin embargo, el trágico desenlace de la trama ambientada en 1992 y el tráiler posterior vuelven a poner a prueba los sentimientos de Mercedes y Antonio y su capacidad para tomar una decisión definitiva sobre su matrimonio.

“¿Cuándo se empezó a estropear todo? ¿Cuándo empecé a verte no como el árbol que me da sombra y me protegía de la lluvia si no como el que me quitaba la luz y no me dejaba crecer?” se pregunta Mercedes mientras la ambulancia llega para socorrer a un Antonio recién atropellado. Unas dudas retóricas que llegan ante el temor de haber perdido al hombre con el que ha compartido buena parte de su vida, aunque en los últimos años hayan tomado caminos diferentes.

Para Joaquín Oristrell, coordinador de guion de Cuéntame cómo pasó, Mercedes y Antonio “son dos personas que están condenadas a estar juntas. Lo que pasa es que Mercedes no quiere volver en las mismas condiciones, tiene la sensación de que ha crecido como mujer, tiene más respeto por sí misma, tiene un trabajo que en este momento le ilusiona. Y por otro lado, Antonio es el señor que llama a la puerta de la casa”, prosigue Oristrell, “En el primer capítulo todo el rato quiere estar en la casa y cuando ve que viene el enemigo, que en este caso es el personaje de Max, se altera, se mueve, intenta urdir. Este intentar, este regreso a casa, esta dificultad de volver a establecer roles en un matrimonio que lleva tanto tiempo, de eso habla la temporada también.”

Una temporada que, por primera vez, TVE emitirá sin descanso en el ecuador pero que, como explica el guionista y director, se dividirá en dos partes. “Hay una primera parte de la temporada que gira en torno al atropello de Antonio, qué hay detrás, quién hay detrás, qué ocurre, en qué situación deja a la familia. Y luego, hay una segunda que habla del difícil camino del ‘reenamoramiento’, de la posición de cada uno en el matrimonio, que eso es algo que nos pasa en los matrimonios largos, me refiero a dónde nos vamos ubicando para subsistir, para seguir.”

(Fuente: Aída de la Rocha/RTVE)

Muy pendientes del devenir de la relación entre sus padres están Inés, Toni y María, aunque cada uno de ellos lo vive de una forma diferente. “Inés es la que está más alerta con eso” apunta Oristrell “pero tiene un problema gordo con su propio hijo, que le echa en cara que ella quiera vivir como vive y de algún modo el hijo quiere divorciarse de ella también”. Unas desavenencias que la joven evita para enfocarse en sus padres más que en su propia vida. “Toni es más ajeno, su trabajo está por encima de todo, es un workahólico, un hombre que lleva el periodismo lo lleva en la sangre y tiene problemas para conciliar familia y trabajo”, reconoce el guionista antes de señalar que “tiene una mujer que le exige que participe y él se resiste como gato panza arriba”. Y por último “está el caso de María, que está viviendo su juventud, su carrera y quiere que sus padres estén juntos, pero para ella no es prioritario”. Para el guionista, el papel de hijo que trata de que sus padres se reconcilien “es más una labor de Inés, que es a quien le afea a Mercedes en esa escena de la escalera por qué se metió en eso, que no de los demás”.

“Todos los hijos queremos ver a nuestros padres juntos”, reconoce Oristrell, “lo que pasa es que todos conocen cómo es Antonio, todos saben cómo es Mercedes. Y también saben que hay que darles su espacio porque son una pareja que se hacen mayores pero se resisten a envejecer, a estar pendientes de las decisiones de sus hijos, quieren ser autónomos”. Tenemos toda una temporada por delante para ver dónde nos lleva esta lucha familiar entre el corazón, los deseos personales y las circunstancias vitales de los Alcántara.

‘Cuéntame cómo pasó’ se emite los jueves en La 1.