‘El Cid’ y el rigor histórico: estas son las mayores licencias creativas que se ha tomado Amazon

estrenó el pasado 18 de diciembre , la superproducción española que ha llevado a la pequeña pantalla la historia de una de las leyendas más importantes del siglo XI, Rodrigo Díaz de Vivar. Como en toda historia que no se crea desde cero, sino que está basada en un hecho o personaje histórico, la línea entre ficción y realidad puede quedar difuminada. Algunos fanáticos de la Historia ya criticaron, antes del estreno, la falta de rigor de la serie al afirmar que la espada que portaba Jaime Lorente en el tráiler no era la verdadera espada que tenía El Cid, sino que se parecía a la de Carlomagno. Tras estas críticas, quizá muchos de ellos hayan hecho, al ver la serie, un análisis minucioso de lo que es real y de lo que se han inventado en el proceso creativo.

José Velasco, cocreador de El Cid, es claro ante esta polémica: “No nos olvidemos que el Cantar de mio Cid es una leyenda, con lo cual si ellos se permitieron tener la licencia de crear ciertas historias, nosotros también”, justifica, “Nos hemos inventado las emociones y, obviamente, el ritmo narrativo, pero hemos respetado muchísimo”. Hablamos con él sobre el rigor histórico de la ficción y nos desvela cuáles son las mayores licencias creativas que se han tomado en estos cinco capítulos que la componen.

(Fuente: Amazon Prime Video)

El personaje de Urraca, interpretado por Alicia Sanz, es uno de los personajes con más fuerza de la historia y en el que más licencias creativas se han tomado. Urraca es esa mujer que lucha por su derecho al trono y que no tiene miedo ante el poder de los hombres en general y de los hombres de su familia en particular. Conforme va avanzando la historia vemos cómo se tensa la relación entre la infanta y el rey y nos muestran potentes escenas como esa en la que Urraca se sienta en el trono y mantiene una imponente conversación con su padre. “Tienes que ser capaz de matar a tus hermanos para poder ser rey”, le decía Fernando a Urraca. Velasco explica sobre el personaje del rey de León: “Él la quiere y la admira, pero tampoco quiere cargarle ese peso encima de los hombros de lo que él considera una mujer débil, o lo que es peor, lo que considera débil porque es mujer”.

Tras esta conversación, Urraca, que tiene mucho más redaño que ninguno de sus hermanos, reacciona a lo que le dice su padre y es cuando vemos esa escena del banquete en la que la infanta intenta matarle con un líquido mortal. Lo hace para demostrarle que no va a tener ninguna piedad, porque “para ser rey hay que ser implacable” y también lo hace por su madre, para que consiga el ansiado ascenso al trono que le corresponde. En esa escena, no queda muy claro si lo que ha causado el declive del rey es consecuencia de la hazaña de Urraca o ha sido por la noticia de que el único hermano que le quedaba murió durante la batalla, que estaba a cargo de su hijo Sancho. “No decimos obviamente que ha sido Urraca. Es algo que se puede leer entre líneas”, afirma Velasco. “Esa es la mayor licencia creativa que nos hemos tomado, que no es pequeña”, concluye.

Otro de los saltos de realidad a ficción que han llevado a cabo en el proceso creativo de El Cid ha sido la muerte del rey Fernando I de León. Nos referimos a esas escenas previas a su muerte en la que se reúne con toda su familia, en forma de despedida, y, sobre todo, a la escena final en la que vemos ese emotivo último adiós entre el rey y la reina Sancha La Bella, que finalmente acaba con él desvaneciéndose abrazado a su mujer. “Eso nos lo hemos inventado. ¿Pudo haber pasado? Pudo haber pasado. ¿Pasó de verdad? Nunca lo sabremos”, confiesa Velasco. El contar la historia de esta forma les daba un “elemento dramático” necesario para cerrar esa trama, pero no se han basado en ningún texto histórico para contarlo.

(Fuente: Amazon Prime Video)

Uno de los elementos que más llaman la atención de El Cid es que muestra tanto la historia del héroe como de las mujeres “fascinantes, poderosas, inteligentes y decididas que le rodean y que, desgraciadamente, la Historia no les ha dado el lugar que realmente se merecen”, afirma María José Rodríguez, responsable de producciones originales en España de Amazon. Por eso, esta producción ha querido dar voz a la historia de estas mujeres, mostrando personajes femeninos empoderados que no se callan ante las injusticias y que luchan por conseguir la igualdad, ya en una época en la que la hegemonía de los hombres dominaba todo. “Las mujeres, ya en el siglo XI, luchaban por romper esas barreras que la sociedad les imponía”, añade Rodríguez.

“Creo que es importante dar voz a estas mujeres fuertes y fascinantes, que se planteaban los mismos conflictos que nos planteamos hoy en día”, declara Elia Galera, Sancha en la ficción. “He disfrutado mucho dándole voz a un personaje tan potente y tan fuerte como era Urraca, una mujer muy adelantada a su época y una pionera”, añade Sanz, su hija en la ficción. No es seguro que esto sea una licencia creativa que se han tomado los creadores de El Cid, porque realmente, y desgraciadamente, no tenemos mucha información sobre las mujeres y su historia en aquella época, pero lo que sí es seguro es que ha sido toda “una responsabilidad”, según la responsable de Amazon.

‘El Cid’ se encuentra disponible en Amazon Prime Video.