El jaleo de derechos de ‘El silencio de los corderos’ que impide que ‘Clarice’ use a Hannibal Lecter

La ficción no puede contar ni mencionar a uno de los personajes más importantes de la franquicia

(Fuente: CBS)

Desde que la novela de Thomas Harris El silencio de los corderos se adaptase cinematográficamente en 1991, el universo que rodea a esta franquicia no ha hecho más que crecer. A lo largo de estos años se han desarrollado algunas precuelas y secuelas y hemos visto también a muchas imitadoras de Clarice Starling, esa joven detective en formación del FBI. La última en llegar ha sido Clarice, una ficción que llegó al canal norteamericano CBS en febrero y que, como su propio nombre indica, cuenta con la agente como protagonista. Sin embargo, esta nueva ficción se aleja de algunos elementos de la franquicia: no puede ni mencionar a Hannibal Lecter.

A pesar de que la película, así como la novela de Harris, colocaban a Clarice como la protagonista principal de El silencio de los corderos, lo cierto es que el Doctor Hannibal Lecter, que se ha convertido en uno de los personajes más reconocibles del cine, tenía un gran peso en la historia. Por esta razón, puede resultar extraño que ni siquiera pueda ser nombrado en esta secuela, pero es que los derechos de autor de la franquicia son una maraña grande y complicada.

Los derechos de los personajes que creó Harris en su novela se encuentran divididos entre dos productoras: MGM y Dino De Laurentiis Company, empresa del productor que le da nombre. Así, adquirir los derechos para que esos personajes aparezcan o sean mencionados es complicado; o consigues acuerdos con ambas empresas o solo tendrás una parte. Es lo que pasaba, aunque al revés, con Hannibal, la película de Ridley Scott de 2001, que se centraba en el personaje que le daba título, pero en la que no se podía utilizar a Clarice y a una serie de personajes concretos. Por su parte, en la secuela de CBS pueden contar con personajes como Buffalo Bill, pero no con personajes de las películas Red Dragon, Hannibal o Hannibal, el origen del mal.

Sobre este impedimento, Alex Kurtzman, cocreador de Clarice, asegura que «ha sido bastante liberador porque no tenemos interés en escribir sobre Hannibal, no porque no nos gusten las películas, sino porque lo hicieron tan bien en su momento que no lo veíamos novedoso».

¿Qué veremos en ‘Clarice’?

Dejando a un lado el tema de los derechos de los personajes, la nueva ficción de CBS nos presenta a Clarice ahora ya no interpretada por Jodie Foster sino por Rebecca Breeds, y retoma la acción tan solo un año después de lo ocurrido en la película dirigida por Jonathan Demme. Es por esto que veremos a la protagonista y a todo su equipo del FBI recuperarse de lo sucedido. Además, al igual que la película retrató cómo Clarice lidiaba con un mundo policial claramente dominado por hombres, la serie vuelve a explorar este aspecto.

Por otro lado, los creadores de la serie, Jenny Lumet y Alex Kurtzman, ya revelaron que Clarice no tiene un asesino en serie tradicional como los que hemos visto en las películas que rodean la franquicia. En cambio, hay “una entidad que representa algo a lo que hacemos frente en nuestras vidas todo el tiempo”, avanza Kurtzman, “es una versión más expandida, matizada, complicada y actual de un asesino en serie”.

Y recalca el creador: “Buscamos no repetir lo que hizo Demme, porque creo que el mayor error que podríamos cometer sería reflejar ese estilo. Aprovechamos el espíritu y nos preguntamos qué estaba haciendo la película para que fuera tan significativa y cómo podemos interpretarlo 30 años después para una audiencia moderna”. A pesar de que la ficción llegó en febrero a Estados Unidos a través de CBS, en España todavía desconocemos a través de qué cadena llegará ni cuándo será la fecha en que podamos ver de nuevo a Clarice Starling.