‘El vecino’ no tendrá temporada 3, pero ¿cómo sería la continuación ideal para sus protagonistas?

Hablamos con los intérpretes de la ficción de Netflix sobre cómo les hubiera gustado que continuara la historia

(Fuente: Netflix)

Por ahora, Quim Gutiérrez no volverá a enfundarse en el traje de Titán, ya que la segunda temporada de El vecino ha sido la última. Esta decisión la anunció Netflix junto a su fecha de estreno y, por lo que parece, ha pillado por sorpresa al equipo, porque cuando el espectador llega hasta el final de los nuevos capítulos se encuentra con un elemento muy desconcertante: el final queda totalmente abierto a continuar en una tercera temporada. Aunque no sabemos si la plataforma reculará y encargará una nueva entrega, desde Fuera de Series hemos querido preguntar a sus protagonistas qué hubiera podido pasar tras ese desenlace con las puertas abiertas a una invasión reptiliana.

Después de un enfrentamiento durante toda la temporada de Lola (Clara Lago) y Javier (Gutiérrez), lo cierto es que al final nos dan a entender que van a dejar a un lado su rivalidad y van a unir fuerzas para juntos ser los Guardianes del universo. Y tendría todo el sentido que lo hicieran cuando ese último fotograma de la ficción nos muestra cómo los reptilianos se han hecho con el mundo y están dispuestos a colonizarlo. «Tal y como acaba daba pie a una temporada interesante», comenta Lago. «Una muy divertida y loca, más todavía que la segunda», añade su compañera Catalina Sopelana, Julia en la ficción. Sin embargo, tendremos que conformarnos con imaginar qué hubiera sido de Javi, Lola, JR y Julia. «Yo creo que en la segunda temporada ha habido otra vez claramente dos grupos, dos tramas y me da la sensación de que si hubiera otra temporada, con este final, se hubieran unificado mucho. La trama hubiera sido una y los cuatro formaríamos parte del mismo equipo para luchar contra el mal. Hubiera sido maravilloso porque los cuatro juntos me parece que funciona muy bien», añade.

Más allá de un grupo o dos para enfrentarse a los peligros del mundo, a Gutiérrez lo que verdaderamente le preocupa de si hubiera una tercera temporada es el presupuesto, porque afirma que cuando leyó el guion de la temporada 2 por primera vez pensó que se les iba de las manos, porque «o cogemos lagartijas de la calle o simular reptilianos a tituplén… eso es caro», dice bromeando. «Es caro porque el color verde de los de maquillaje es el más costoso de todos. Si fueran peces, que es azul… pero ¿verde? Complicado». A esta visión de producción, añade su compañero Adrián Pino: «A mí no me preocupa tanto eso, sino el ver cómo terminan, sobre todo, JR y Javi. Ver si acaban viviendo juntos o no».

(Fuente: Netflix)

Por otro lado, en esta nueva tanda de capítulos, mientras que Tucker (Javier Botet) intenta descubrir quién es el verdadero Guardián, si Lola o Javi, le concede los poderes a Julia y JR. Sin embargo, solo de forma temporal, ya que ellos no han sido los elegidos, pero visto lo visto y con las reglas del juego cambiadas, en la continuación de El vecino podría ocurrir cualquier cosa: «Fíjate, yo estaba convencido de que en algún momento se les concede poderes a José Ramón y Julia y realmente se produce un equipo de Avengers de Usera«, declara Gutiérrez. Aunque no es más que una suposición de lo que pasaría, la verdad es que con ese nombre estaría bien verlos.

No nos podemos olvidar del personaje de Fran Perea, que interpreta a un alter ego de sí mismo. A lo largo de la temporada le hemos visto acercarse a Titán para prepararse su nuevo papel, precisamente como el superhéroe, para una ficción. Después de haberse proclamado él mismo como Titán ante toda la ciudad, descubrimos que realmente él era el verdadero elegido para proteger al mundo. Sin embargo, una precipitada decisión acaba con su vida. «A mí me gustaría ver a un villano que vuelve de la muerte. Yo me vería ahí como villano», imagina Perea. «Estaría bien que Fran fuera un espectro y que se convirtiera en una especie de oráculo y cuando tuviéramos dudas acudiríamos a él a preguntar», añade Gutiérrez. «Sería maravilloso que Fran volviera en forma de villano y moviéndose como si fuera en un segway, como sin mover las piernas», asegura Pino. «Como ves, ideas buenas no faltan», concluye Perea.

A pesar de bromear e imaginar acerca de cómo les gustaría que continuara la historia de El vecino, Lago ha querido dejar claro que «más que otro final nos hubiera gustado que no hubiera habido final» y que «se cerraran las cosas de otra manera», tal y como añade Sopelana. «Hubiera sido guay, pero no me hagas hablar de esto porque me pongo a llorar», concluye la actriz de Ocho apellidos vascos.

‘El vecino’ está disponible en Netflix.