La Covid-19 no da tregua a los músicos: tres de cada cuatro apenas trabajaron durante el verano

Tres de cada cuatro músicos que estaban en activo en 2019 han experimentado una reducción de su actividad de más del 90 por ciento. Uno de cada tres no tienen ningún concierto apalabrado ni contratado para lo que queda de año, según un estudio de la Unión de Músicos Profesionales.

La situación no mejora de cara al comienzo de 2021, pues la gran mayoría de los encuestados, un 75 por ciento, tampoco tiene actualmente ningún concierto en previsión para la primera mitad del próximo año.

El estudio apunta que ni siquiera dos de cada diez músicos han podido acogerse a las medidas especiales aprobadas por el Gobierno. Medidas como el paro extraordinario para artistas o el cese de actividad para autónomos, algo que achacan a la “falta de ordenación y regulación normativa de la profesión en las últimas décadas” y la existencia de empresas pantalla para la contratación.

Para llegar a estos resultados, la Unión de Músicos Profesionales ha preguntado a casi mil usuarios del país, de los que en torno al 70 por ciento ha sufrido una oleada de cancelaciones en la que suele ser la época más fuerte de la actividad, que va de marzo a septiembre.

Una vez levantadas las restricciones del confinamiento y siendo legal la celebración de eventos culturales, bajo el cumplimiento de las medidas de seguridad pertinentes, una cuarta parte siguió sin realizar ningún concierto y casi dos tercios solo hizo de uno a diez conciertos.

Esto supone que un tercio de los encuestados apenas trabajó durante el verano y que la mitad de ellos vio cómo su actividad se reducía al 50 por ciento o más.