TikTok es, en la actualidad, la red social de los jóvenes por excelencia, asociada al baile y a la diversión que, cada vez más, utiliza todo tipo de público.

Sin embargo, TikTok no es “el lugar más feliz de Internet y así lo desmienten sus propios empleados, quienes trabajan en las oficinas de EE UU.

Algunos de sus trabajadores más veteranos, y con experiencia en otras empresas tecnológicas, aseguran que el éxito de la red social se fomenta con un estilo de gestión y cultura interna exigente, según analiza The Wall Street Journal en una investigación publicada recientemente.

Además, aseguran que, en la medida que TikTok crece, las condiciones de ellos mismos se vuelven más tensas en las oficinas estadounidenses de la aplicación.

En 2020, TikTok tenía alrededor de 1.500 empleados y espera, a día de hoy, alcanzar los 10.000 muy pronto.

La base de operaciones de TikTok en EE UU se encuentra en Los Ángeles, donde algunos empleados se quejan de la falta de sueño debido al trabajo durante los fines de semana y las reuniones que tienen lugar con compañeros que trabajan en otros países, sobre todo, en China.

Cubrir reuniones en horario del país asiático, fuerza a los trabajadores norteamericanos a trabajar de noche o en fin de semana, la imposición de unos plazos exagerada e injustificadamente ajustados o la competencia entre varios grupos en un mismo proyecto para fomentar la velocidad, lo que aumenta el estrés y la frustración.

Aseguran algunos, incluso, en este reportaje, que hay quienes han tenido un promedio de reuniones semanales durante su tiempo en TikTok de 85 horas. A esto, habría que sumarle más horas de trabajo, fuera de su jornada laboral, para poder completar sus tareas. Incluso trabajar de madrugada es una imposición de los jefes para cumplir con los plazos.

Un exempleado declaró que tuvo que “persuadir” a su jefe para evitar trabajar durante toda la noche y tuvo que presentar un certificado médico que demostraba una enfermedad potencialmente grave

Esta investigación argumenta y expone con varias entrevistas a extrabajadores que, estas malas prácticas, han llevado a que otros empleados hayan presentado desórdenes alimenticios, variación de peso, insomnio y otros malestares emocionales como estrés que han derivado en terapia. 

Llama notablemente la atención unas declaraciones, en esta investigación, de una trabajadora que no pudo levantarse de la silla durante horas debido a la gran cantidad de reuniones encadenadas que tuvo y a quien no se le permitió levantarse de la silla para ponerse una compresa o tampón y acabó empapando sus pantalones en su puesto de trabajo.

Otros han señalado problemas familiares y sentimentales por culpa de la excesiva presión laboral.

Por otro lado, los empleados se quejan de que TikTok acostumbra a poner a varios equipos a trabajar en el mismo proyecto por separado, para que cada uno desarrolle sus propias ideas y productos de forma independiente.

Esta práctica, según los trabajadores, busca fomentar la competitividad entre ellos, lo que contribuye a incrementar el estrés y la frustración.

Los amplios horarios y los plazos ajustados no son una novedad en las empresas tecnológicas que han crecido vertiginosamente como TikTok, así como los cambios de ciclos de sueño por empleados que trabajan en diferentes países. No obstante, los exempleados de la compañía, que han trabajado en otras tecnológicas, aseguran que el grado de TikTok es inusual.

Otras tecnológicas, como Amazon o Tesla, también han protagonizado algunas polémicas parecidas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Comments are closed.