La Fuga prescinde de su cantante, Razkin, tras doce años de colaboración

El cantante, letrista y guitarra de La Fuga, Pedro Razkin, ha dejado de ser la voz de la banda cántabra después de doce años por decisión de sus compañeros, según ha anunciado en su cuenta de Twitter este músico, que en 2009 llegó al grupo para sustituir a Rulo tras su marcha.

Pedro Razkin informa así de que el grupo La Fuga “ha decidido no seguir contando” con él, una situación que califica de “dolorosa y dura”, aunque afirma que solo tiene “palabras de agradecimiento” por la “gran oportunidad” que se le brindó.

Destaca que se enfrascará por completo en Razkin, que se convierte en su “proyecto vital” de música. “He aprendido muchísimo y he disfrutado todavía más. Pero ahora toca respirar y apostar todo mi ser a la aventura ya iniciada con Razkin, que de esta manera se convierte en mi proyecto vital en lo que a la música se refiere”, expresa.

El artista agradece el apoyo que ha recibido durante estos años y anima a sus seguidores a que estén “atentos” porque, destaca, “Razkin sigue más vivo que nunca y, sin ir más lejos, mañana será el principio de una nueva vida”.

La Fuga nació durante el verano de 1996 en Reinosa (Cantabria), cuando sus integrantes abandonaron sus anteriores bandas con la intención de formar un proyecto más sólido.

En un primer momento, el grupo estuvo compuesto por Edu (batería), Fito (guitarra solista y voz), Rulo (guitarra y voz) e Iñaki (bajo), que abandonaron el grupo en 2009 y 1998, respectivamente. Actualmente, cuentan con Nando (guitarra) y Álex (bajo).

Con la marcha de Rulo, tras más de diez años cosechando éxitos, La Fuga empezó en 2010 una nueva etapa con Razkin como cantante de la banda, con quien ha lanzado los discos Raíces (2011), Más de cien amaneceres (2013), No molestar (2014) y Mientras brille la luna (2017).