‘Lo que escondían sus ojos’, la polémica miniserie que fue un éxito de audiencia

Aprovechando la época estival, en la que los espectadores están más dispersos y las grandes apuestas televisivas aguardan a que llegue el otoño, Telecinco ha decidido quitarle el polvo a la miniserie Lo que escondían sus ojos para volver a emitirla a partir de hoy lunes. Compuesta por cuatro episodios, la ficción supuso un acierto de audiencia para el canal en su emisión original en 2016 (promediando 3.200.000 espectadores y un 18,9% de share), pero no estuvo exenta de polémica.

Basada en la novela homónima escrita por Nieves Herrero en 2013, la serie contaba el romance secreto entre Ramón Serrano Suñer (Rubén Cortada en la ficción) y Sonsoles de Icaza (Blanca Suárez), que supuso uno de los escándalos más comentados, pero también más silenciados, de su época. Él era ministro del franquismo y cuñado del propio generalísimo -estaba casado con Zita Polo, hermana de Carmen Polo-, mientras que ella era marquesa de Llanzol por su matrimonio con Francisco de Paula Diez de Rivera y Casares, con quien se llevaba 24 años (interpretado en la serie por Emilio Gutiérrez Caba con quien Suárez se lleva 46 en la vida real).

Según Herrero, cuando se documentaba para el libro buscaba un personaje real que destacase por su glamour y todos los caminos le llevaban a Sonsoles, quien, además, tenía una jugosa historia: aquel romance clandestino que surgió en un encuentro en el hotel Ritz y que se desarrolló en pisos a los que acudían a escondidas culminó, en teoría, en un embarazo del que nacería Carmen Díez de Rivera y de Icaza, reconocida como hija por el marido de Sonsoles. Por supuesto, la publicación de la novela no gustó a los descendientes de la familia.

“Para mí todo esto no existe, no está pasando y no tengo nada que decir sobre el tema”, se limitó a declarar a la prensa Sonsoles Diez de Rivera, primogénita de Sonsoles de Icaza (su hermana, la que fue el foco del escándalo, ya había fallecido) ante la publicación de la obra de Herrero. Pero cuando la serie, el interés se avivó y desde su entorno dijeron que Sonsoles ya había sufrido suficiente con el libro y que no haría declaraciones respecto a la emisión de Telecinco. Los otros hermanos prefirieron no hacer declaraciones, aunque los medios apuntaban que también estaban bastante molestos.

(Fuente: Mediaset)

En su adaptación del papel a la pantalla, surgieron nuevas críticas hacia Lo que escondían sus ojos. Se habló, por ejemplo del casting, señalándose las diferencias entre los personajes reales y los actores elegidos (tampoco es que fuese una novedad en televisión que los ficticios fuesen mucho más guapos que los originales) o el acento cubano que seguía teniendo Cortada, a pesar de interpretar a un militar franquista.

Sin embargo, lo que más ampollas levantó fue el blanqueamiento de la figura de Ramón Serrano Suñer, presentado en la miniserie simplemente como el galán de un apasionado romance y dejando de lado su papel tanto en la dictadura como en las negociaciones con los líderes del nazismo. Serrano Suñer promovió el envío de tropas de la División Azul para apoyar a los nazis contra la Unión Soviética y facilitó el encuentro entre Hitler y Franco que tuvo lugar en Hendaya en 1940. Por si fuera poco, se considera a Serrano Suñer el responsable de la deportación de casi 10.000 españoles a campos de concentración nazis, entre ellos el de Mauthausen.

Así, además de las quejas en redes sociales, se promovió una petición de firmas en Change.org solicitando la retirada de la serie, la cual consiguió el apoyo de más de 48.000 personas. Telecinco no retiró la emisión de Lo que escondían sus ojos que, como decíamos antes, logró una buena acogida entre la audiencia, pero Blanca Suárez sí salió a defender el producto a través de sus redes sociales frente a quienes afeaban que dulcificase a este personaje del franquismo: “Supongo que la tolerancia comienza por respetar el hecho de que se haga ficción de todo tipo y que pueda centrarse en detalles concretos de la historia de algunas personas. Te animo a que escribáis una serie donde relatéis la historia como a vosotras os venga bien. Hasta que eso ocurra, por favor, respetad esta ficción y la historia de amor que se cuenta en ella sin ver fantasmas de más y falsas faltas de respeto. No hagamos populismo… que sois muy jóvenes para empezar ya así”, contestaba a una usuaria a través de Instagram.