Actualidad 18 Feb

El fuego sigue avanzando sobre el norte correntino y consume los humedales de la zona de los Esteros del Iberá.

Según las estimaciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SMNF), los incendios de la última semana ya consumieron más de medio millón de hectáreas en el norte de Corrientes.

Se trata de una zona afectada por la sequía y la bajante histórica del río Paraná. “La crisis climática, de la que tanto científicos como organizaciones ecologistas, venimos advirtiendo, sumado a dos años de sequía extrema por el fenómeno de La Niña aumentan las condiciones para incendios, muchos de ellos intencionales o por negligencia”, explicaron desde Greenpeace.

“El fuego se multiplica en la zona de los Esteros del Iberá sobre pastizales destinados a la alimentación del ganado y forestaciones de coníferas dedicadas a la producción de resina muy inflamable”, indican desde Télam.

Recordemos que el proyecto de Ley de Humedales perdió estado parlamentario el mes pasado, ya que el Gobierno la dejó afuera del temario de sesiones extraordinarias del Congreso. “El Congreso debe declarar delito penal tanto a incendios como desmontes y sancionar urgente una Ley de Humedales”, indicaron desde Greenpeace y compartieron las tristes imágenes de la fauna afectada.

El triste video de un grupo de yacarés con sus crías huyendo de los incendios se hizo viral en redes sociales durante el día de hoy:

A principios de este mes, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, anunció que se comenzará a trabajar en “un nuevo proyecto de ley para la conservación y uso sostenible de humedales consensuado”. 

La conservación de los humedales es fundamental para la provisión de agua dulce y alimentos, pero en los últimos años la expansión de la soja y el desarrollo inmobiliario fueron provocando la desaparición de estos “riñones del planeta” -como los llaman-, amenazados también por el avance del sector minero, forestal y ganadería industrial.

Dsde esta mañana, además, Río Negro, Misiones, Chubut y Formosa también mantenían focos activos de incendios forestales.

Fotos: Greenpeace Argentina

Matilde Moyano

Comments are closed.