‘Mare of Easttown’: Así construyó Kate Winslet el personaje que le ha puesto en boca de todos

La actriz también ejerció de productora en la serie de HBO y cuidó hasta el más mínimo detalle para interpretar una detective creíble

(Fuente: HBO)

Ya han pasado dos semanas desde el final de Mare of Easttown y arrancar la semana sin nuestra nueva detective favorita todavía nos cuesta. Afortunadamente, el interés que creó la miniserie de HBO fue tal que seguimos disfrutando de entrevistas y reportajes en los que podemos continuar conociendo los entresijos de la producción. Y en el último encuentro de Kate Winslet con los medios la actriz ha contado nuevos detalles sobre su trabajo en la serie, de la que también era productora.

Winslet, que interpreta a la peculiar protagonista Mare Sheehan, ha revelado que tuvo la oportunidad de leer el guion completo en junio de 2018. Y aunque acostumbra a compartir con sus hijos adolescentes el contenido de los guiones que llegaban a sus manos, decidió ocultarles el de Mare of Easttown. Fue algo que le obligó a discutir algunas escenas con su marido, Edward Abel Smith, en susurros porque «no podíamos hacer que los niños escuchasen nada», preocupados por la dureza de alguna de las tramas. Una experiencia que, tras el desenlace de la producción, le llevó a mostrarse «tan aliviada de no tener que seguir manteniendo el secreto sobre Ryan» más tiempo.

Lidiar con el suicidio

(Fuente: HBO)

A la hora de dar forma a Mare, una detective que oculta sus sentimientos y acostumbra a estar a la defensiva, Winslet habló con personas que tenían experiencias personales o profesionales similares a las de su personaje. Para preparar la trama de la protagonista relacionada con el suicidio de su hij,o la actriz habló extensamente con una buena amiga que había vivido algo similar y esta le habló de los conflictos que se deben resolver en los años posteriores a la pérdida. Es algo que Mare lleva a la consulta de una terapeuta y para lo que Winslet también trabajó con un consejero de duelo.

«La enorme culpa que sabía que esta mujer debía haber sentido porque le había fallado a su hijo, o porque si hubiese hecho las cosas de otra forma él no se habría suicidado, fue para mi la fuerza impulsora», confesó la intérprete, que también reconoció que para ella las escenas de la terapia fueron difíciles a la hora de «regular mis emociones«. «Me tuve que reprimir mucho», continuó, «Mare no se habría derrumbado entre sollozos. Está todo ahí, pero ella lucha contra eso porque es así. Así que fue difícil. Todas esas escenas fueron realmente difíciles».

Pero la muerte de su hijo no era la única pérdida repentina con la que Mare debía lidiar, ya que su padre también se había suicidado cuando ella era una adolescente. Para llevar a la pantalla el peso del dolor con el que cargaba Winslet imaginó el universo en el que se había desarrollado la tragedia: «Decidí que el día que el padre de Mare se había suicidado y ella lo había encontrado iban a un baile de padre e hija en la escuela», explicó.

«Eso la dejó con la sensación de que no era suficiente. Tuve que crear algo tan perturbador como eso», admitió antes de explicar que viendo a su personaje se planteó que cuando era una niña «probablemente ni siquiera usaba vestidos muy a menudo y este vestido lo había elegido (ella) y estaba muy emocionada de ponérselo y de ir a la escuela a este baile. Tuve que crear estas cosas agonizantes en las que pudiera agarrarme y que estuvieran absolutamente claras para mí».

La imagen de Mare

(Fuente: HBO)

Tal y como ha reconocido la actriz en varias ocasiones, una de sus principales prioridades a la hora de ocuparse de la imagen de su personaje era que se viese «como una mujer de mediana edad del mundo real». Y cree que el cariño que la audiencia acabó cogiendo a la áspera Mare se debe a que en la serie «no hay filtros». «Es una mujer imperfecta y en pleno funcionamiento, con un cuerpo y un rostro que se mueven de una manera que es sinónimo de su edad, de su vida y de dónde viene. Creo que estamos hambrientos de eso«, comentó.

Winslet, que desde hace unos años tiene el mantra profesional de no «interpretar papeles que alimentan algo inalcanzable», tenía tan claro lo que quería llevar a la pantalla que no dudó en expresárselo claramente a todo aquel que parecía no entenderlo. Como cuando los ejecutivos de HBO vieron las primeras imágenes del rodaje y preguntaron si esa imagen «tan poco glamurosa» tenía que ser el aspecto de la protagonista. «Sí, tiene que verse como una mierda», les contestó.

La decisión creativa de que su peinado fuese lo más parecido a como se vería si acabase de levantarse, de la que se han escrito líneas como pocas veces en un asunto capilar, estaba vinculada al día a día de una mujer como Mare o, según Winslet, al de «la mayoría de las madres ocupadas que conozco, así como yo», es decir, «una mujer que se miraba en el espejo cuando se cepillaba los dientes por la mañana y no volvía a mirarse en el espejo en todo el día».

(Fuente: HBO)

Craig Zobel, director de Mare of Easttown, ha reconocido que Winslet «tenía una idea muy clara y estaba muy involucrada en las decisiones de peinado y maquillaje» y buena parte del crédito sobre lo realista que resulta Mare le corresponde a la actriz. Él mismo tuvo que vérselas con ella cuando le comunicó que iba a retocar la escena de sexo con Guy Pearce, algo a lo que ella se limitó a contestarle «no te atrevas».

«Se tomaron decisiones sobre cómo eran sus cejas que ajustamos para que fuesen apropiadas en términos de vestuario», reveló Zobel sobre el nivel de detalle al que llegó la creación de la imagen del personaje. Y a la hora de vestirla Winslet también ha compartido que habitualmente la ropa de Mare estaba tirada por el suelo, para que pareciese gastada y arrugada y que las compras del departamento de vestuario para su personaje se producían «siempre que encontrábamos algo poco halagador».

Mare y Lori

(Fuente: HBO)

Mare of Easttown nos ha conquistado por varias razones pero una de las principales es la bonita amistad entre el personaje de Winslet y el de Julianne Nicholson, que interpreta a Lori Ross. Es una química que tiene años de experiencia, ya que el segundo marido de la británica, Sam Mendes, es amigo del esposo de Nicholson, y Winslet estuvo en su boda y sostuvo a su primer hijo entre sus brazos a las pocas horas de nacer.

La intérprete que saltó a la fama con Titanic ha reconocido que «sabía que la necesitábamos para Lori» porque «sentí que hay una gentileza en ella como persona y como madre en la que me veo a mi misma». Y cuando se lo propuso, Nicholson le dijo que quería saber qué pasaba con su personaje, algo a lo que Winslet se negó, porque no podía decírselo, pero a lo que añadió que «si no dices que sí a interpretar este papel creo que puedo prometerte que te arrepentirás».

Esto debió de ser suficiente para Nicholson porque aceptó. Y Winslet ha reconocido que se sintió «conectada con ella en cada momento que tuvimos juntas». «Había una confianza inherente y una historia intrínseca», añadió antes de reconocer que «actuar con ella fue tan especial».

‘Mare of Easttown’ está disponible en HBO España.