Los telescopios espaciales utilizan rayos gamma, rayos X o el espectro infrarrojo para analizar los planetas del sistema solar. Un estudio publicado en la Universidad Macquarie de Australia señala que todos ellos comparten los mismos rasgos respecto a las medidas, sin embargo, el tamaño podría llegar a cambiar.

Los investigadores creen que podrían aprovechar los conocimientos en computación cuántica para desarrollar unos telescopios que fuesen igual de grandes que un planeta, teniendo en cuenta que el objetivo del estudio es observar el cosmos con detalle.

El equipo quiere crear un conjunto de telescopios con sistemas interferométricos, además, gracias a la computación cuántica, superarían las limitaciones físicas.

Zixin Huang, autor principal del estudio, afirma para New Scientist que la misión es “revolucionar las imágenes astronómicas” para obtener fotografías nítidas de objetos muy lejanos en el universo con mayor resolución.

El autor añade que “hay muchos desafíos que deben abordarse para un dispositivo del tamaño de un planeta, pero este es un buen primer paso”.

El elemento esencial es la computación cuántica y la manera de entrelazar entre sí las partículas de la luz, de esta manera, funcionarían como una red única. Por otro lado, es probable que se produjesen errores en las imágenes finales, aunque las máquinas podrían corregirse a sí mismas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Comments are closed.