Melody: “España no está acostumbrada a que los artistas que han empezado a una edad temprana tengan continuidad”

La fama le llegó con solo diez años. Desde entonces, Melody ha demostrado ser mucho más que aquella pizpireta niña que nos hizo movernos como si no hubiese un mañana con El baile del gorila. Ahora, recién estrenada la treintena, regresa al panorama musical con Las cosas del amor, una rumba latina cargada de energía y sensualidad.

¿El amor es lo que más falta hace en estos tiempos tan difíciles? Ahora, con todo esto que estamos viviendo, es muy importante la unión y el amor. El amor no a una pareja, sino a la vida, al respeto a la naturaleza…Yo pongo mi granito de arena a través de la música. Esta es una canción que lo mismo puedes bailarla que escucharla tomándote algo tranquilamente. Yo digo que con ella los viajes se hacen más amenos, si tienes son cinco horas de viaje, parecerán que son dos [risas]. Es un tema espectacular, que conecta con el público y el baile y, a la vez, es romántica.

Deja a un lado esa faceta folclórica en la que tan cómoda se le ve. ¿Nunca pensó en llevar su carrera por ahí? Yo tengo un punto folclore y a mí me encanta. Estoy sumamente orgullosa de ser española, llevo a mi tierra por todo el mundo. España tiene unas raíces y una riqueza maravillosa. Tengo la suerte de tener dentro de mí ese punto español que a mí me encanta. Por supuesto, lo fusiono con diferentes estilos. Estoy muy a gusto con lo que canto, siempre dándole mi sello personal.

¿Melody es sinónimo de fiesta y alegría? Por supuesto. Yo creo que mi nombre ya suena alegre, ¿verdad? Es sinónimo de alegría. Pero mi personalidad también es así. Me gusta despertar sentimientos a la gente y uno de ellos es la alegría. Algunas veces también me pongo dramática, porque sí es verdad que la vida tiene un punto de drama.

“Tengo un punto folclore y me encanta”

Y hace gana de su sensualidad… Eso es algo innato en mí, sale solo. La sensualidad es algo muy bonito y que forma parte de la mujer, sale de forma natural.

Acaba de entrar en la treintena. ¿Ha habido crisis? No, porque como este año no vale yo no he pasado al 30, me quedo en el 29 [risas].

¿Qué balance hace de estas dos décadas en la música? Me siento muy feliz con todo lo que he vivido y he hecho, aunque creo que quedan muchas más por hacer y por aprender. Creo que lo que he logrado hasta ahora tiene mucho merito. Es una profesión muy dura y en la que hay que hacer muchos sacrificios, por lo que estoy muy orgullosa de todo lo logrado hasta ahora. Siempre con el cariño del público y de los medios, nunca he caminado sola. No me quejo.

“Mi nombre es sinónimo de alegría”

Mirando al futuro, ¿cuál es su objetivo? Quiero seguir en el mundo del arte, que la gente cada vez me conozca más, porque hay mucha que no me conoce y que me perdió la pista, pero que, poco a poco, está volviendo o se está uniendo a mi proyecto. Mi meta es seguir siendo feliz con la música y seguir haciendo feliz a los demás.

¿Cómo se mantiene una en la música 20 años? Trabajando y reinventándose. Poniéndole corazón a todo. Yo empecé con diez años, y la mía es una carrera completamente distinta a la de otro artista que empieza, por ejemplo, con treinta, que ya no experimenta los cambios lógicos que conlleva la edad.

¿Qué queda de aquella niña? La alegría, las ganas… Muchas cosas. Una nunca tiene que perder la niña que lleva dentro y, aunque no está muy lejos, es algo que no quiero perder. 

“El baile del gorila’ es una joya que tengo y que nunca voy a soltar”

¿El baile del gorila le va a perseguir toda la vida? Sí, y me encanta. Me siento muy orgullosa. Mi primer disco, De pata negra, fue un discazo, uno perfectamente pensado para una niña de diez años. Tuve la oportunidad de ser número uno en muchos países. Me trajo grandes bendiciones que, a día de hoy, sigo recibiendo. No hay mayor satisfacción para una artista que tener éxito con sus canciones y poderlas recordar toda la vida. Eso no me resta, me suma, porque he hecho feliz a mucha gente. Es una joya que tengo y que nunca voy a soltar y a la que estoy muy agradecida.

¿Siente que al llegarle el éxito tan pronto ha tenido que demostrar más? Depende del país que seas. España no está acostumbrada a que los artistas que han empezado a una edad temprana tengan continuidad. Otros países sí, porque ahí están Danna Paola, Paulina Rubio, Ricky Martin, Luis Miguel… Allá lo ven con más naturalidad que aquí, donde normalmente este tipo de artistas, no hemos tenido continuidad. Pero con trabajo todo se consigue.

“He tenido muchos proyectos en el mundo del cine, pero he dicho que no porque no me encontraba cien por cien a gusto con el papel”

Es muy polifacética, pero, ¿qué le tira más? A mí lo que más me gusta son los conciertos, pero también me gusta el cine y la televisión. He tenido muchos proyectos en el mundo del cine, pero he dicho que no porque no me encontraba cien por cien a gusto con el papel, por eso me he dedicado más a la música.

Teniendo la familia que tiene, ¿había alguna posibilidad de que no fuera artista? ¡Muchas! Ninguno de mis primos se dedican a la música, nos lo hemos llevado todo mi hermano y yo. Nunca se sabe. ¡Cuántos abogados o médicos quieren que sus hijos sigan sus pasos y a ellos no les gusta! [risas].

“Gracias a ‘Tu cara me suena’ el público se dio cuenta de que Melody no era un producto creado”

¿Tu cara me suena fue un antes y un después en su carrera? Por supuesto. Fue un programa que me vino como anillo al dedo, porque no hay tantos en los que se pueda cantar en directo y que uno pueda mostrarse como artista. Mucha gente se unió a mí y otras personas me redescubrieron. Gracias a Tu cara me suena el público se dio cuenta de que Melody no era un producto creado. No sé si es mejor o peor, pero lo que hay es de verdad.

MELODY

  • Cádiz.
  • 12 de octubre de 1990.
  • Cantante, compositora, actriz y modelo, Melody irrumpió en la música con solo 10 años al ritmo de ‘De pata negra’, doble disco de platino en España y disco de platino en América. Desde entonces, seis álbumes de estudio y un buen puñado de sencillos y de apariciones televisivas la mantienen como uno de los rostros más queridos por el público.

¿Participaría en otro talent? ¿Por qué no? Ojalá salgan más programas de música y que yo pueda estar ahí, no cierro esa puerta porque me encanta la televisión.

¿Se han hecho bien las cosas respecto a la cultura con la crisis derivada de la pandemia? Yo quiero enfocarme en el futuro y espero que se den los pasos necesarios para que se pongan en marcha los conciertos. Hemos demostrado que la cultura es segura y que nosotros somos los primeros que estamos dispuestos a hacer las cosas bien. Hay mucha gente que vive de esto y que lo está pasando muy mal, que necesita trabajar. Es necesario que se retome todo, tenemos que seguir caminando, no queda otra. Y mejor con música, que nos llena de felicidad.