Natalia Lacunza, sobre ‘OT’: “Es una catapulta o un agujero negro”

La pandemia generada por la Covid-19 ha obligado a tomar medidas que hasta hace unos meses eran impensables. Al igual que otros muchos sectores, el musical ha tenido que adaptarse para poder continuar adelante con sus eventos a pesar de las circunstancias actuales.

Si en verano se dieron una serie de iniciativas con las que se pretendía continuar celebrando pequeños conciertos al aire libre con aforo limitado, ahora con el frío invierno, y en pleno auge de la segunda ola del virus, se da a conocer la iniciativa Casa Corona Home Edition.

A través de este proyecto, la marca realizará cinco diferentes experiencias en streaming que se podrán disfrutar en familia o con amigos desde cualquier hogar. Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao serán las cuatro ciudades desde las que se podrán seguir estas experiencias que van desde el baile, los conciertos o la cocina fusión.

Natalia Lacunza, exconcursante de Operación Triunfo 2018, es una de las artistas que se suman a la propuesta de Casa Corona Home Edition, con un concierto exclusivo que tendrá lugar el próximo sábado 14 de noviembre.

Natalia Lacunza (OT) estrena el videoclip de 'Tarántula'

NATALIA LACUNZA

  • Cantante y compositora

​Pamplona, 1999. Ha practicado baile clásico, moderno y contemporáneo y ha participado como actriz en algunos cortometrajes. Concursó en Operación Triunfo 2018, donde quedó tercera e inició su carrera profesional publicando dos EP, Otras Alas (2019) y
EP2 (2020) y prepara un álbum. Está nominada como artista revelación del año en LOS40 Music Awards.

¿Qué le parece la propuesta de Casa Corona? Para empezar, cualquier tipo de evento en streaming, una experiencia como esta, me parece increíble. Realmente todos los días me levanto soñando con ir a un festival, con vivir la música en directo, tanto desde fuera como desde dentro del escenario. Entonces esta bien que surjan estas experiencias y que la gente esté dispuesta a hacerlo y tenga la predisposición a reinventarse y a crear estos formatos. Sobre todo para las dos partes, tanto para el público como para el artista, que al final es una manera que no es la que a todos nos gustaría. Pero me parece una manera increíble de adaptarse a las circunstancias y hacer lo que se pueda.

¿Cómo se lo proponen? La propuesta me llegó a través de mi manager de Sonido Muchacho, me parecía que tenían todo super bien hilado, me encantó y dije que sí, porque estamos muriéndonos de ganas por tocar. Yo por suerte este verano he podido tocar, he dado bastantes conciertos con todas las medidas de la Covid-19. Cualquier cosa que sea tener un mínimo de contacto con el público, poder compartir lo más importante que es la música en directo, pues yo encantada.

La exconcursante de 'OT 2018' Natalia Lacunza.
La exconcursante de ‘OT 2018’ Natalia Lacunza.
ADRIÁN MADRID

Hay muchos artistas que están reivindicando que la cultura es segura y es verdad que el sector de la música se está viendo muy afectado. ¿Cómo ve está situación? Es que estamos todos igual, es una pena. En un proyecto artístico y musical hay muchas partes, pero yo siento que la más importante, la más crucial y la que al final es un poco el generador de la carrera es el directo. Entonces, tanto los artistas, como los promotores que trabajan en este sector se están viendo afectados y es un poco desesperante. Por suerte, hay cosas como esta, hay cosas como otros festivales que están adaptándose a las circunstancias.

¿Cree que esta situación puede servir para algo? Siento que todo viene por algo, y que este tiempo lo tenemos que aprovechar para prepararnos para cuando vuelva realmente la normalidad que todos esperamos para dar un contenido increíble, de una calidad increíble, que si no hubiéramos podido parar no hubiéramos podido prepararlo tan bien. Dentro de que es un bajón, hay que verle el lado productivo, aunque a veces sea imposible.

El coronavirus ha provocado un antes y un después en la vida de todos los ciudadanos. ¿Cree que este mal ha servido a la humanidad para aprender algo? Creo que se están sacando a relucir muchísimas cosas, lo peor y lo mejor, tanto de la sociedad en general como de la gente que nos gobierna. Es un momento muy importante y me parece también que nos lo merecemos un poco. El ser humano tiene esa pretensión de ser el dueño de la Tierra y del mundo y esto nos demuestra que un bichito enano puede paralizarnos a todos y puede desmontarnos todo el tinglado.

¿En su caso, qué ve de positivo en todo esto? Pues considero que es un momento de reflexión, de autocrítica, aunque es un momento bastante horrible por el caos social que se genera. Y, por lo menos a mí, me está afectando un montón el no saber qué va a pasar. Este tiempo, por lo menos, nos va a servir para pararnos y analizar un poco cómo funcionamos, qué nos creemos y que no, cuándo tomamos partido, muchísimas cosas.

Su perfil parece situarse un poco alejado del mainstream. ¿Ha hecho esto que se sintiera insegura? La verdad es que no. Yo lo único que escucho es lo que mi corazón me dice que tengo que hacer y la música que a mí me apetece hacer. Siento que esta nace de todas las canciones que he escuchado a lo largo de mi vida, algunas son mainstream, algunas son super indie. Estamos en un momento muy guay porque hay muchísimos otros artistas haciendo música un poco sin género, que yo creo que es el futuro de la industria ahora mismo. Siento que hay un movimiento que se está creando en toda España que está muy guay. Es que lo mainstream o no mainstream va cambiando conforme van pasando los años y no sabemos qué va a ser mainstream el año que viene. Entonces, voy hacer la música que a mí me apetezca hacer porque no sé hacerla de otra manera y porque tampoco me sentiría satisfecha de otra manera.

¿Ha tenido presiones para ir por un lado o ha tenido la oportunidad de marcar su camino y lo que quería ser como artista? Nunca me he sentido presionada para hacer nada en concreto. Cuando formas parte de una discográfica tan grande, que ya tienen muchos artistas que funcionan y que les dan el dinero que necesitan, nadie tiene el tiempo ni el recurso como para inventarse un producto nuevo para ti. Tiene que salir de ti, tiene que ser tu iniciativa y tiene que nacer de lo que tú hayas mamado, de lo que tú tengas ganas de hacer y de lo que te salga. Sí que me han dicho “tienes que hacer estribillos que vayan más para arriba, que sea claramente un estribillo pegadizo”, pero eso es una cuestión ya también mía de evolucionar. Cuanto más compones, mejor lo haces, y cuanto más experiencia tienes, lo mismo, entonces no he sentido presión, la única presión que tengo es la mía propia.

Tras su salida de Operación Triunfo 2018 sacó dos EPs: Otras Alas y EP2. El segundo trabajo llegó en plena crisis del coronavirus. ¿Cómo le afectó todo esto? Hubo que cancelar promos, firmas… Salió el 12 de marzo y el 13 se declaró el estado de alarma. Yo me iba el 13 de marzo a Pamplona, no pude ir y tenía muchísimas ciudades de seguido. También la gira de los dos EPs se tuvo que cancelar, pero la verdad es que me ha venido super bien. Tuve un momento, durante el confinamiento más extremo, que me sirvió para analizar mi trabajo, analizar de quién estaba rodeada, cómo se estaba haciendo el trabajo y de qué manera. Me sirvió para pararme y ver lo que necesitaba realmente y para analizarme a mí misma. Obviamente hubo un momento de bajón de decir “he sacado esto pero es como si no hubiera sacado nada porque realmente cuando salgamos de esta ya nadie se va a acordar”.

De hecho, durante la pandemia coge algunas de las canciones de EP2 y las lanza en junio en formato acústico. Aproveché ese tiempo para hacer eso porque yo sabía que la gente tenía un montón de ganas de escucharme en acústico. Siempre me decían “nos encantan las producciones y tal, pero nos encantaría también oírte más cerca, más pequeña, más natural”. Y eso también me gusta y me pareció un momento perfecto para hacerlo, básicamente. 

[embedded content]

¿Tiene idea de sacar álbum? Sí, tengo un montón de ganas porque el proyecto que viene a partir de ahora siento que es muy diferente a los dos anteriores. Es un concepto que nace mucho más de la composición con banda, el juntarme con las chicas que me acompañan en la gira ha sido un antes y un después,  tanto a nivel personal como profesional. Son todas super talentosas e hicimos una relación increíble, las he incorporado a mi proyecto en la composición, producción…

¿Cómo va a ser este nuevo trabajo? Este tercer proyecto, que va a empezar oteando singles poco a poco, es mucho más acompañado por ellas, estamos trabajando juntas todo el rato y el sonido ha cambiado. Ya no va a sonar a Bedroom-pop, ya no va a sonar como a LO-FI, ya no va a ser una cosa como tan ambiental. Estoy empezando a cambiar mi manera de cantar, de escribir, de expresarme, siento que estoy dando bastantes pasos adelante en ese sentido. El primer single saldrá a principios de diciembre y estoy super contenta con las decisiones que estoy tomando al respecto.

Ha colaborado con artistas como Guitarricadelafuente, Pol Granch o Marem Ladson. Además, esta misma semana se ha anunciado una colaboración con Aitana. ¿Con qué otros artistas le gustaría trabajar? No me gusta mucho hacer estas cosas porque luego la gente se dedica a mandar mensajes a ese artista y me parece un poco violento. Obviamente, pues me encantaría trabajar, por ejemplo, con Amaia, C. Tangana, Nathy Peluso, Blanco Palamera, también con Chico Blanco.

¿Qué es lo que más echa de menos de un concierto como los de antes? Realmente mi gira en solitario empezó en la pandemia. Entonces, en solitario no conozco otra realidad que no sea esa. Pero de los de la gira de OT, pues el calor, el ver a la gente disfrutar con la cara destapada, de pie y bailando, y la cercanía, que no es la misma ni de lejos.

¿Y lo que más impone? Ver a la gente distanciada, con la mascarilla, que no se pueden levantar, ni pueden bailar, ni pueden hacer nada. Muchas veces me bajaba del concierto y decía “¿Tío, les he aburrido?” Y me decían “¡Pero si ha sido increíble!”. Necesitaba el feedback exterior para ver lo que había pasado porque desde mi perspectiva era todo un poco frío, porque no les ves ni las sonrisas. Es que es fuerte, parece que estás tú sola en tu baño cantando, pero igualmente te mentalizas y disfrutas.

Está muy conectada a las redes, ¿qué tal lleva la interacción con sus fans? Entiendo que haber pasado por donde he pasado y estar donde estoy ahora mismo conlleva que haya mucha gente que quiera meterse en tu vida y quiera opinar. Pero ha habido etapas horribles de recibir insultos y de recibir comentarios desde la maldad absoluta y desde el desconocimiento. Entonces, las redes sociales están super guays porque te conectan con un montón de gente, pero por otro lado también te da libertad de hacer cosas malas. Sé que tengo que aprender a vivir con eso y estoy en ello y yo creo que ya he aprendido bastante a cómo a ignorar ciertas cosas.

¿Diría que ha cambiado su forma de usar las redes por ello? Sí, algunas cosas incluso me han hecho dejar de publicar o estar más distante. Al final me daba rabia porque era como que me da miedo meterme en Twitter porque no paro de ver mierda y entonces parece que soy una borde. Pero no es que sea una borde, es que necesito un poco de estabilidad mental y de salud, necesito como descontaminarme. Creo que últimamente estoy bastante más activa en las redes y comunicándome más y yo creo que la gente que me sigue, lo agradece.

Usted es una ardua defensora de los derechos LGTBI. ¿Cree que esto ha hecho que le ataquen? Sí que he recibido insultos por esa parte, pero es que me parece muy fuerte que siga habiendo personas con esa mentalidad. Madre mía estamos en 2020 ya, ¿qué sentido tiene?

¿Cree que le ha podido afectar en lo profesional? No siento que me haya condicionado nunca, también es verdad que nunca me he expuesto a una situación así. Obviamente, gente estúpida por las redes sí, pero a nivel de personas con las que he trabajado todavía no me ha pasado nada malo en ese sentido. Yo estoy muy a gusto con mi condición, a mí nadie me va a decir nada con respecto a eso y en el momento en que me lo diga pues que se lo coma con patatas, sinceramente, yo no voy a cambiar nada de mis decisiones, ni nada de mi creatividad por eso en ningún momento.

Natalia Lacunza actuará en Casa Corona Home Edition.
Natalia Lacunza actuará en Casa Corona Home Edition.
ADRIÁN MADRID

Y en cuanto a su relación con los compañeros de la Academia de Operación Triunfo 2018, ¿continúa teniendo una buena relación con ellos? Sí, por supuesto, yo creo que nuestra edición fue super guay porque nos llevamos todos muy bien, de verdad, y mantenemos un montón la relación. Me siento agradecida de la gente con la que compartí esa experiencia, sin duda. Además, hemos pasado por algo que muy poca gente más ha pasado y eso es algo que nos une para siempre.

¿Algo con lo que se quede de OT? Pues todo, porque es algo tan único y eres muy consciente de que lo vas a vivir una vez en tu vida, y además, es que solo lo han vivido ciento y pico personas en España, es muy fuerte.

¿Cómo recuerda su experiencia? Pues es un entrenamiento militar totalmente, es así y a mí me encanta. Yo me lo pasé genial y lo aproveché un montón y fueron tres meses increíbles. Además, luego todo lo que conlleva después, que al final es una gran responsabilidad, porque sabes que se te da una oportunidad que tienes que aprovechar super bien. OT es una catapulta o un agujero negro. Tú tienes una oportunidad que se te presenta, después de eso puedes tener contacto con gente que trabaja en la música para que te ayude a llevar a cabo las ideas que tú tienes en la cabeza, pero es que tienes que tener esas ideas en la cabeza, nadie se va a inventar lo que tú tienes que hacer.

En la Academia tuvo la oportunidad de representar a España en Eurovisión y finalmente fue Miki. ¿Le gustaría ir en otra ocasión? Pues quizá sí, la verdad, no lo sé. Depende también de cómo evolucione mi proyecto y si es coherente con eso. Si ya tengo un proyecto sólido y tengo una personalidad como artista y un sello super marcado, pues al final Eurovisión es una oportunidad increíble para propulsar eso a nivel internacional. En aquel momento fui muy consciente de las dimensiones que tenía el ir a Eurovisión, pero si te mandan a un concurso de tales dimensiones sin ningún tipo de carrera por detrás es un poco como lanzarte, es como decir “no me va a representar nada de lo que esté haciendo porque ni siquiera yo he tenido tiempo para descubrirlo todavía”.

Ahora que está levantando su proyecto, ¿cómo le hace sentir la nominación como artista revelación en Los40 Music Awards? Increíble, que hayan pensado en mí como posible artista revelación me parece increíble y, además, eso me hace pensar que algo estaré haciendo algo bien, porque siento que no me estoy estancando. Yo siento que estoy buscando todo el rato la mejor manera posible de llevar adelante lo mío.

En cuanto al futuro, ¿se vería quizá en algún musical, en la interpretación o haciendo alguna banda sonora? Lo de la banda sonora, de hecho, ya he hecho una cosa super guay que estoy deseando que salga. Estoy super emocionada porque para mí las bandas sonoras son la historia de mi vida y me emocionan un montón. En cuanto a la interpretación, también me gustaría porque, de hecho, es algo que llevo dentro de mí. Yo iba a estudiar interpretación, dejé mi carrera en Pamplona de Comunicación Audiovisual para venir a Madrid a estudiar interpretación. Me encantaría tocar todos los palos, estoy super abierta y estoy intentando formarme todo lo que puedo.