Ni “Last Dance” logró vender la mansión de Michael Jordan

Entretenimiento 2 Mar

Durante 19 años, el astro de la NBA, Michael Jordan, vivió en una mansión en Highland Park, al norte de Chicago. Sin embargo, lleva casi una década en venta y ni siquiera la renovada popularidad de “Su Majestad” generada por la serie “The Last Dance” logró cumplir con su deseo deseperado de encontrarle un comprador.

Jordan hizo de todo para venderla: se grabó recorriendo sus ambientes, mostró todos los bienes valiosísimos que hay en ella -desde una puerta de la mansión de Playboy, a una mesa con el mapa de Bagdad, que mandó a construir-, permitió que se realizaran visitas. Y nada. La lujosa mansión aún sigue en venta. 

Una de las esperanzas del astro fue la enorme popularidad que tuvo durante 2020 la serie sobre los Chicago Bulls, “The Last Dance”. Con 23,8 millones de visualizaciones en el mundo, se convirtió en el documental más visto de la historia de ESPN y atrajo nuevamente las miradas hacia el jugador récord de la NBA y sus años dorados. Sin embargo, esa renovada atención no se tradujo en compradores. 

“Creo que [The Last Dance] simplemente puso todo en primer plano en la mente de todos, pero mucha gente solo quería recorrer la mansión, no comprarla, contó Katherine Malkin, la agente que se encarga de la propiedad. Sin embargo, logró que se interesaran en ella “más personas de los mercados asiático y europeo”.

Con un enorme número 23 en su acceso, una cancha de básquet y un campo de golf, entre otras atracciones, la mansión se puso a la venta en marzo de 2012 por $29 millones de dólares. Hoy, casi a la mitad de su precio original -14.8 millones de dólares-, aún no tiene compradores. 

Rose Bouzon