Nuevo descubrimiento podría confirmar que los tiranosaurios vivían en manada

Entretenimiento 20 Abr

Según una nueva investigación, los tiranosaurios no eran cazadores solitarios, como se imaginó durante mucho tiempo, sino más bien carnívoros sociales, como los lobos.

Este descubrimiento se realizó a partir de los restos de la cantera llamada “Rainbows and Unicorns” -Arcoíris y unicornios- en Utah. Lleva este nombre debido a la gran cantidad y variedad de fósiles que contiene. Desde que fue encontrada en 2014 por el paleontólogo Alan Titus, la excavación nunca se ha detenido, debido al tamaño del área y al volumen de huesos. 

Se trata también, según se acaba de determinar, de un lugar de muerte masiva de tiranosaurios -el tercero en su especie-. El análisis geoquímico de los huesos y la roca indica que estos murieron y fueron enterrados en el mismo lugar y no fueron el resultado de fósiles de múltiples áreas. Sin embargo, es necesario seguir investigando antes de poder confirmar esa hipótesis, según advirtió Kristi Curry Rogers, profesora de biología en Macalester College.“Es un poco más difícil estar tan seguro de que estos datos significan que estos tiranosaurios vivieron juntos en los buenos tiempos”, señaló Rogers. “Es posible que estos animales hayan vivido en la misma vecindad entre sí sin viajar juntos en un grupo social, y simplemente se unieron en torno a recursos cada vez más escasos a medida que los tiempos se volvían más difíciles”.

La teoría de los tiranosaurios sociales empezó hace más de 20 años cuando se encontraron más de una docena de tiranosaurios en en Alberta, Canadá. Otro sitio de muerte masiva en Montana volvió a plantear esta hipótesis. En ese momento, muchos científicos cuestionaron la teoría, ya que sostenían que los dinosaurios no tenían la capacidad intelectual para participar en una interacción social sofisticada.

Rose Bouzon