Por qué se cancelan las series por los protocolos COVID-19 en el rodaje

La industria audiovisual de Estados Unidos está saliendo poco a poco del parón que se inició en marzo cuando el planeta entero entró en confinamiento. Son varias las series que han empezado a rodar sus episodios o que lo harán en las próximas semanas, pero también hay otras, como The Society o Esta mierda me supera, que se han encontrado con la noticia de su cancelación en Netflix mientras esperaban que les dieran una fecha para retomar sus rodajes, o Cortés y Moctezuma, de la que Amazon Prime Video también ha alegado no puede rodarse con las limitaciones y costes añadidos que imponen las medidas actuales.

Saber que no tendrán cierre fue un cubo de agua fría para quienes las hacen y para sus seguidores y, aunque últimamente la plataforma de la N roja ha perdido nuestra confianza por sus criterios de renovaciones y cancelaciones, esto de las series siempre ha sido y será un negocio y, en estos casos en particular, la excusa tiene fundamento, porque el coste y los esfuerzos de implantar los protocolos de seguridad de la COVID-19 será un factor a tener en cuenta en la continuidad de muchos proyectos.

Muy probablemente esas series de Netflix no serán las últimas víctimas de esta pandemia, y no hay que descartar la posibilidad de que algunas otras, si se vieran obligadas a detener indefinidamente sus producciones en medio de sus rodajes, se enfrenten a una cancelación tardía si no logran conseguir la inyección de presupuesto extra (y disponibilidad extendida del personal contratado) que hace falta para asumir un nuevo parón. Para entender el impacto que tienen en los presupuestos las medidas para la prevención de la COVID-19 en las producciones audiovisuales, repasaremos algunos puntos clave de la guía de protocolos de seguridad que ha publicado el sindicato de productores de Estados Unidos (PGA).

(Fuente: PGA)

Este gráfico muestra cómo debe configurarse el nuevo departamento encargado de implementar las medidas concretas de prevención de la COVID-19 (en verde y azul), tanto el equipo médico responsable de realizar las pruebas PCR y los controles de temperatura, como el encargado de desinfectar el atrezo, equipo, vestuario, plató, oficinas, lugar de comida, etc.

Qué implica en cuanto a costes

La contratación de personal adicional que no forman parte del equipo en condiciones normales y cuyo coste no estaba incluido en el presupuesto de producción con el que el proyecto recibió luz verde.

A todo el personal (actores, técnicos, conductores, maquilladores, responsables de catering y limpieza…) que vaya a estar en el set de rodaje se le realizarán pruebas 48 horas antes de viajar -si la la producción es en una ciudad distinta a la de su residencia-, y/o 48 horas antes del primer día oficial de su llamado a la producción.

En ambos casos, deberán permanecer en cuarentena hasta recibir los resultados que indiquen que son aptos para incorporarse al trabajo. De forma adicional, durante el rodaje, los actores, técnicos y todo el personal que tenga acceso a la zona restringida de grabación deberá realizarse las pruebas tres veces a la semana. El resto del equipo, que nunca tendrá contacto con los actores, lo hará una vez cada siete días.

Qué implica en cuanto a costes

Para que esto sea posible, los miembros del equipo deberán estar a disposición de la producción días antes de empezar la producción, lo que implica un gasto extra de salarios, alojamiento y dietas. Se deberá tener previsión de que este gasto se vea incrementado si la prueba de algún miembro diera resultado positivo; en ese caso, todas las personas con las que haya estado en contacto durante al menos 10 minutos deberán entrar en cuarentena por un mínimo de 14 días durante los que se seguirán realizando pruebas. Esto ocasionaría un aumento de las jornadas de trabajo previstas, con todo lo que eso conlleva

Y, por supuesto, el coste de las pruebas (la producción debe tener todas las que pueda necesitar en inventario) y del laboratorio que da los resultados, el cual debe estar contratado por la productora para que pueda proporcionarlos en 48 horas.

Se requiere la instalación de filtros especiales en los sistemas de ventilación y climatización y también de ionizadores y purificadores en todas las zonas, incluidos los tráileres de los actores.

Qué implica en cuanto a costes

Además de la compra e implantación de los equipos, el trabajo deberá interrumpirse periódicamente para poder hacer los procesos de ventilación obligatorios.

Lo usual es que se ruede durante 12 horas, pero durante el tiempo que estén vigentes estas medidas los planes de rodaje deberán adaptarse a 10 para poder incluir los tiempos destinados a realizar las pruebas y para las pausas necesarias para los procesos de limpieza, desinfección, ventilación, cambios de mascarillas…

Qué implica en cuanto a costes

Menos horas de rodaje diarias significa que se aumentan los días de rodaje previstos inicialmente, lo cual tiene un impacto directo en salarios y alquileres de equipamiento y localizaciones.

Es algo que suele ser frecuente por razones de producción y, más con estos protocolos que exigen la presencia de personal adicional en el equipo, pero mientras estas medidas estén vigentes el personal que trabaje en el rodaje deberá estar contratado a tiempo completo y siguiendo el proceso periódico de realización de pruebas médicas.

Qué implica en cuanto a costes

Precisamente por las circunstancias actuales, se deberá tener contratado a este personal que en otras circunstancias sería eventual, y también a otro de reserva, en caso de que se quieran tener disponibles para suplir alguna baja y no parar la producción.

Para trasladarse desde el lugar de alojamiento al sitio de rodaje no se podrá usar el transporte público. La producción deberá poner a disposición del equipo monovolúmenes en los que solo podrán viajar dos personas cada vez o usar sus propios coches.

Para las comidas ya no se podrá hacer uso del servicio de buffet libre ni de catering, cada persona deberá recibir su ración debidamente sellada y garantizando todas las medidas de seguridad.

Qué implica en cuanto a costes

La contratación de más vehículos y conductores de los que harían falta en condiciones normales, en las que se ocuparían todos los asientos, y de aparcamiento extra más combustible para los coches particulares. La gestión de la comidas requerirá de una nueva logística y personal especial que deberá estar contratado a tiempo completo.

En resumen, cualquier presupuesto aprobado antes de marzo de 2020 se verá incrementado significativamente por los costes de la implantación de todas estas medidas y las jornadas de trabajo adicionales que surgen con su aplicación. Esto, contando con que no haya imprevistos y que, en caso de que algún miembro del equipo deba ausentarse durante el período obligatorio de cuarentena, el plan de rodaje pueda continuarse con otras escenas y no haga falta detener toda la maquinaria.

No todas las producciones estarán en disposición de asumir estos costes, porque el esfuerzo económico que implica la puesta en marcha de estos protocolos requiere de la confianza de las cadenas en la rentabilidad de su producto. Ahora que sabemos todo lo que está en juego, solo nos queda esperar que nuestras series favoritas tengan un final feliz.