Qué es ‘Emily en París’ y por qué puede causar sensación

Todos sabemos que Sexo en Nueva York es un título icónico; a estas alturas nadie niega su importancia en la industria y en la narrativa de los papeles femeninos. De la misma mano, la de Darren Star, llega Emily en París, la serie que Netflix estrena este viernes y que puede dar el campanazo.

Emily es una chica estadounidense que será trasladada a la capital francesa por orden de su empresa. Es joven, no está comprometida y tiene por delante todo el tiempo del mundo para avanzar en su carrera. Con esta excusa, la serie se presenta como una propuesta desacomplejada y fresca que traiga aventuras parisinas, amoríos y vida social.

Además de la producción de Darren Star (Sexo en Nueva York, Younger), la serie está dirigida por Zoe Cassavetes, Andrew Fleming (Insatiable, Younger) y Peter Lauer (Younger, Mamá contracorriente, La chica invisible). Entre su elenco encontramos a Lily Collins en el papel protagonista (nominada al Globo de Oro por La excepción a la regla), Kate Walsh (Anatomía de Grey), Samuel Arnold, Lucas Bravo y Philippine Leroy-Beaulieu (Call my Agent).

La anterior serie de Darren Star ya tenía a la ciudad como un personaje más. Sí, está muy manido y es uno de los clichés de los que más se abusa, pero realmente era así: Magnolia Bakery, los brunches o recorrer una calle atestada de gente con bolsas llenas de fruslerías se convirtió, semana a semana, en una postal más. Realmente Sexo en Nueva York tenía que suceder donde lo hacía; digamos que en medio de Alabama no quedaría igual.

Conseguir esa marca propia es la tarea más difícil para Emily en París. Desde Netflix se ha prometido mucha imagen urbana, con un montón de tomas rodadas entre la ciudad francesa y sus alrededores, que apuntan hacia una mezcla entre lo americano de su protagonista (y empresa) y el ambiente del propio lugar. Además, en esta ocasión deberíamos encontrar galerías de arte, calles antiguas con panaderías exquisitas, mucha elegancia y cafés donde tomar algo sintiéndonos divinos. A Emily en París se le pide la difícil tarea de replicar un éxito pasado, o al menos acercarse de alguna forma y sumándole su razonable modernización, de ser heredera de la anterior en mayor o menor medida.

Lo que promete es tendencia, de esa imagen moderna y joven para aquellos que han entrado en la vida adulta pero aún les queda para ser de edad media (aunque luego lo vemos también las señoras sin problema alguno). Mucha ropa, modelos propositivos y un ambiente cosmopolita. La imagen de una revista de estilo de vida que nos deslumbre y despierte nuestra envidia.

‘Emily en París’ se estrena el próximo viernes, 2 de octubre.