¿Qué podemos esperar en la segunda temporada de ‘The Witcher’, ahora que Geralt y Ciri están…

La primera temporada de la serie protagonizada por Henry Cavill nos dejó con un montón de preguntas: ¿Cuál va a ser el destino de Yennefer?, ¿qué va a pasar ahora que el ejército de Nilfgaard ha sido derrotado (o eso parece)? y, sobre todo, ¿qué va a pasar ahora que Geralt y Ciri por fin se han reunido? Esta última en especial es la que tiene a los seguidores de videojuegos y libros más expectantes, así que, mientras esperamos el regreso de The Witcher a Netflix con su segunda temporada a lo largo de este 2021, vamos a ver qué podemos esperar de esta reunión y por qué tiene a los fans locos de contentos.

Las quejas sobre la complejidad de las líneas temporales de la primera temporada fueron constantes y, a juzgar por lo que ha afirmado la showrunner Lauren Schmidt Hissrich en varios medios, en la serie han tomado nota para esta segunda tanda de episodios. Ahora que la princesa Cirilla y Geralt de Rivia se han reunido, podemos esperar muchos menos saltos temporales, por lo que no tendremos que ver la serie con papel y lápiz bien atentos de adónde nos había llevado en la línea temporal el último salto narrativo.

Pero, ojo, esto no significa que vayan a pasar todo el tiempo juntos ya que varias fotos que ha compartido la cuenta de The Witcher en Twitter muestran a Yennefer con grilletes. La pregunta, entonces, es quién la ha capturado, porque parece que ha sido capturada por elfos y esto no ocurre en los libros. De ser así, estaríamos en territorio inexplorado y no nos extrañaría nada que Geralt acudiera en su ayuda, con lo eso que puede suponer para Ciri.

Lo que sí sabemos seguro, sigan o no sigan la línea marcada por los libros, es que los destinos de ambos están entrelazados por la famosa Ley de la Sorpresa, que ya vimos en la primera temporada. Pase lo que pase, Geralt tiene la misión de proteger a la chica y, desde luego, el destino de uno afectará al de la otra, y viceversa.

En la sinopsis de la segunda temporada leemos lo siguiente: “Convencido de que Yennefer perdió la vida en la Batalla de Sodden, Geralt de Rivia lleva a la Princesa Cirilla al lugar más seguro que conoce, Kaer Morhen, su hogar de la infancia. Mientras los reyes, elfos, humanos y demonios del continente luchan por la supremacía en el exterior, él deberá proteger a la chica de algo mucho más peligroso: el misterioso poder que posee en su interior”.

(Fuente: Netflix)

Como aprendiz de Geralt, Cirilla se ganó a pulso el puesto de favorita de los fans de los videojuegos y libros de The Witcher. Estamos deseando ver cómo manejan el entrenamiento de la princesa por parte del caustico brujo, pues es una dinámica que promete dar grandes momentos.

Varias imágenes que han publicado en los perfiles oficiales de la ficción de Netflix nos enseñan a Ciri en pleno entrenamiento en la fortaleza donde Geralt se convirtió en brujo: Kaer Morhen. Si la mayor parte de la primera temporada se basó en las historias cortas de Sapwoski, El último deseo y La espada del Destino, esta formación de Ciri en la fortaleza es parte central en la novela Sangre de elfos.

En este libro, el personaje de Freya Allan aprende cómo manejar una espada y algunas habilidades atléticas bastante impresionantes de Geralt y los otros brujos, entre los que se incluye el que fue el mentor del protagonista, Vesemir que, pese a las especulaciones (muy locas) que hubo en su momento de que iba a tener el rostro de Mark Hamill, al final va a estar interpretado por Kim Bodnia de Killing Eve.

Además, en Sangre de elfo una de las tutoras con las que cuenta Ciri en su formación es la hechicera Triss Marigold (Ana Shaffer), aunque llega un momento en el que la magia de la princesa supera los conocimientos de Marigold, por lo que sugiere a Geralt que esta debe seguir su entrenamiento con Yennefer. Sobra decir que esto al brujo no le hace mucha gracia, pero a la fuerza ahorcan, ¿no?

(Fuente: Netflix)

Yennefer y Ciri no hacen muy buenas migas al comienzo del entrenamiento de la segunda. Sin embargo, al final la hechicera acaba tratando a Cirilla como una hija y esta ayuda a Yennefer a aceptar la infertilidad como parte de su transformación mágica. Una de las características que convirtieron a la princesa de Cintra en una favorita de los seguidores de la saga proviene precisamente de este doble entrenamiento: si sumamos las habilidades mágicas que aprende con la hechicera y el entrenamiento en combate que le proporciona Geralt, la princesa se convierte en una fuerza inusitada.

La relación entre el brujo y Ciri acaba siendo muy profunda tanto en los libros como en los videojuegos. Pero es una relación completamente paterno-filial, pues Geralt ya tiene bastante lío con Yennefer y Triss (unicornios incluidos). Y, dado que aquí nadie se apellida Lannister, nos inclinamos a pensar que la línea que va a seguir la serie es la de los libros y videojuegos y que la princesa de Cintra acabará siendo “adoptada” por la dupla brujo-hechicera.

La primera temporada de ‘The Witcher’ está disponible en Netflix.