‘Resident Evil’ será una serie de televisión en Netflix

El aniquilador virus de la Corporación Umbrella sigue extendiéndose. La franquicia de videojuegos Resident Evil de la empresa Capcom, que ha vendido más de 103 millines de copias en todo el mundo desde 1996 y que se convirtió en saga cinematográfica, dará un nuevo paso al convertirse en una serie de televisión.

Después de meses de rumores en los que Netflix ha estado trabajando en el proyecto y buscando al responsable creativo adecuado, la plataforma ha anunciado que da luz verde a una primera temporada de ocho episodios. A los mandos colocan a Andrew Dabb, que ha sido el showrunner de Sobrenatural en su última etapa y el encargado de cerrar la serie.

La serie Resident Evil contará una nueva historia que estará articulada en dos líneas temporales. En la primera veremos a dos adolescentes de 14 años, las hermanas Jade y Billie Wesker, llegar a Raccoon City, la ciudad que conocemos por los videojuegos; allí vivirán durante los siguientes años, pero irán descubriendo que su padre oculta oscuros secretos que podrían destruir el mundo. La segunda línea temporal será tras la catástrofe: Jade tiene 30 años e intenta sobrevivir, perseguida por los secretos de su pasado, en un mundo donde solo quedan 15 millones de personas, mientras que 6.000 millones de criaturas, entre personas y animales, han mutado a monstruos a causa del Virus T.

La directora Bronwen Hughes, que ha trabajado en series como Breaking Bad, The Walking Dead o la inminente Away, será la encargada de realizar los dos primeros episodios de esta ficción y compartirá tareas de producción ejecutiva junto a Dabb y a los productores de Constantin Film’s Robert Kulzer, Oliver Berber y Marry Leah Sutton.