Música 23 May

The Black Keys visitaron el estudio de la radio Apple Music 1 para hablar de su nuevo álbum “Dropout Boogie”. Patrick Carney le contó a Zane Lowe sobre la amistad de toda la vida con Dan Auerbach y la asociación creativa del dúo, la evolución de su mentalidad con respecto a la carrera y la ambición de la banda.

Cuanto más envejecemos, más creemos, más nos damos cuenta de lo especial que es, el regalo que nos han dado, para poder tener esta conexión que tenemos. Y no lo damos por sentado. Trabajamos en ello todo el tiempo. Hay muchos niveles para ello también. Es como si hubiéramos crecido a la vuelta de la esquina el uno del otro y cuando finalmente… Solíamos intercambiar tarjetas de béisbol entre nosotros y nos metían con el mismo pedazo de **** en la calle. Y cuando finalmente nos encontramos en la música al mismo tiempo, incluso reconociendo el hecho de que como … Porque estábamos en dos tipos diferentes de grupos de amigos, ¿sabes? Y supongo que solo tener la madurez de ser como, esto es – Esto es más grande que todo eso. Y entonces nosotros… Es una locura. Es como si en este momento viera a Dan más que a cualquier otra persona de mi familia o cualquier amigo, ¿sabes? Así que él es mi amigo más antiguo, nos conocemos desde hace 30 y tantos años“, expresó Carney.

Además, habló sobre un nuevo disco y de la casi separación que tuvieron en 2013: “Casi tenemos otro disco hecho. Sí, hemos estado trabajando muy duro. Oh, hemos estado haciendo un montón de cosas interesantes y ha sido divertido. Y con respecto a lo de 2013 simplemente nos quemamos. Estábamos pasando por algunas cosas pesadas y Dan se divorció en 2013. Hicimos un disco ese año. Deberíamos habernos tomado un tiempo libre. Dan debería haber hecho algunos proyectos paralelos. Pero lo superamos y luego tuvimos que tomarnos un tiempo libre. Entonces, Dan hizo los Arcos, hizo su disco solista, comenzó su sello. Todo estuvo bien. Lo único que habría cambiado es que nos comunicáramos mejor que está bien tomarse un tiempo libre.”

Con respecto al documental de los Beatles,  dijo tener sentimientos encontrados: “Quiero verlo, pero al mismo tiempo, he hablado con mucha gente que es un poco más joven que nosotros, y dicen: ‘Sí, no entiendo a los Beatles. Es sólo la sobreexposición.’ Y pienso, bueno, espera un segundo, literalmente en este punto hemos visto cada cosa… Bueno, estoy diciendo que como, la mística ahora se está desvaneciendo. ¿Sabes lo que quiero decir? Si escuchas a The Clash, ¿imaginas que todas las peleas de The Clash estuvieran filmadas? ¿Sabes lo que quiero decir? No lo sé. Siento que es un poco agotador. Es como que a veces un poco menos de exposición es buena y mantener esas cosas en secreto. No sé, un documental de 14 horas de la banda en el estudio, es algo que parece que vería, pero si lo viera, probablemente sería como, quien no les dijo a estos chicos que se fueran de vacaciones durante dos años es un idiota. Y todos pagaron el precio por eso, me explico?”

También mencionaron que de jóvenes, cuando recién arrancaban con la banda, tuvieron la suerte de conocer a Beck – en plena gira de presentación de su disco “Odelay”- por medio de un tío de Patrick, en el backstage. Unos años después se cruzaron nuevamente con Beck y ahí le entregaron el disco que ya habían lanzado: “Al principio dijimos, bueno tranquilo, quedamos como unos estúpidos al darle solo el disco y no hablar con él un rato. Pero las buenas noticias llegaron con nuestro Manager cuando nos avisó un par de semanas mas tarde que Beck nos invitó a ser su grupo soporte. Eso fue una gran oportunidad para nosotros, para entrar en ese mundo y conocer a la gente que conocimos en esa gira; conseguir la confianza de ser apoyado por alguien de quien realmente eres fan y admiras. Y nos pasó un par de veces más. Nos pasó tambien una vez que Radiohead nos llevó, que es otra cosa realmente genial. Pero con Beck, fue diferente porque él salía con nosotros… formamos una excelente relación.”

Matilde Moyano

Comments are closed.