‘The Mandalorian’: quién es quién en el episodio 2×05 que lo ha cambiado todo

Hasta ahora, ver The Mandalorian era una cita semanal con un universo de ficción, el de Star Wars, que ha cambiado para siempre la cultura popular y probablemente las infancias (y vidas) de muchos de los que estáis leyendo esto ahora mismo, pero también era un salto de fe. Salvo por la fugaz aparición del actor Temuera Morrison al final del primer capítulo –que, aunque se anunció así, seguimos sin constatar si es Boba Fett o algún otro clon–, .

Apariciones familiares hemos tenido para hartarnos, eso es cierto: el citado e hipotético Boba Fett, el escuadrón mandaloriano comandado por Bo-Katan (vieja conocida de The Clone Wars y Star Wars: Rebels), el sable láser oscuro, los Tusken, un motor de podracer, los midiclorianos… Sin embargo, no había llegado a ocurrir que un puente tendido con la historia anterior de la franquicia afectara verdaderamente a la trama. Eso ha cambiado con el último episodio emitido, el quinto de la segunda temporada, que con tres añadidos cruciales: un aliado, un enemigo y una localización.

Cuando apareció por primera vez en Star Wars: The Clone Wars, la película animada que dio origen a la serie del mismo nombre, . El personaje, creado por Dave Filoni bajo la tutela de George Lucas, era una joven padawan de la especie togruta puesta ahí para subrayar que Anakin Skywalker, antes un díscolo pupilo, se había convertido en un cicunspecto jedi de tomo y lomo. Pero en el quinto episodio de la segunda entrega de The Mandalorian no hemos visto a aquella aprendiz irritante, sino a una Ahsoka Tano madura y gélida.

No es para menos, después de todo lo que ha sufrido. Haciendo un repaso rápido a sus apariciones en las obras principales de la franquicia Star Wars vemos que Ahsoka fue una de las últimas personas que vio a Anakin en sus cabales –al final de The Clone Wars, la serie–, justo antes de que este cayera en la espiral de corrupción que lo acabaría convirtiendo en Darth Vader. , esta vez para batirse en duelo con él y comprobar que del cariñoso tutor ya no quedaba nada.

Si su careo con el mandaloriano era tan esperado es porque Ahsoka podía hacer de puente entre el momento que retrata The Mandalorian, una incierta transición hacia la Nueva República, y el pasado glorioso de los ya extintos jedi. En efecto, la espadachina . A través de una suerte de telepatía, Ahsoka nos ha descubierto que el bichito verde y orejón vivía en Coruscant, que fue escondido cuando los separatistas atacaron el planeta y que alguien se lo llevó del templo donde lo ocultaron. A partir de ahí, sus recuerdos son borrosos.

Hemos visto también cómo la jedi rehusaba entrenar a Grogu por sentir en él miedo e ira, temiendo que esos sentimientos pudieran convertirlo en un activo jugoso para el lado oscuro. Como espectadores y forofos de la saga, estamos curados de espanto a este respecto. Sabemos de la ya mencionada historia de Anakin, pero también que un anciano (lo vimos en Los últimos jedi). Además, Jorge Navas sugirió en Universo Star Wars, el podcast de Fuera de Series en el que comentamos The Mandalorian semana a semana, la posibilidad de que Grogu hubiera estado presente en la matanza de estudiantes jedi que Anakin perpetró en La venganza de los Sith, y que eso lo haga de algún modo reacio al entrenamiento.

Si la aparición de Ahsoka Tano en The Mandalorian ha abierto la puerta a tener a la antigua padawan de Darth Vader como aliada del mandaloriano más adelante en la temporada, el impresionante duelo que ella misma protagoniza al final del episodio nos ha regalado otra valiosa referencia. Se recorta en el horizonte .

Mientras el mandaloriano y el mercenario interpretado por Michael Biehn se miraban las caras en medio de un asentamiento en Calodan, en el planeta Corvus, Ahsoka Tano y la cacique Morgan Elsbeth se batían en duelo al otro lado de la muralla. Elsbeth, según nos cuenta la propia Tano en el episodio, es . Su pueblo fue masacrado en las Guerras Clon, alimentando en ella un rencor que, por lo visto, todavía la lleva a saquear mundos hasta destruirlos. Eso parece estar haciendo en Corvus, a juzgar por la mala pinta del bosque en el que charlan el mandaloriano y Ahsoka.

Antes de poner fin al combate –que, en realidad, no llegamos a saber cómo concluye–, Ahsoka aprieta su sable láser contra el cuello de Elsbeth e inquiere: “¿Dónde está tu jefe? ¿Dónde está el almirante Thrawn?” Este nombre, que resultará desconocido para los espectadores que se hayan limitado a ver las trilogías cinematográficas centrales, corresponde a .

Dicho personaje hizo –expulsadas del canon con la adquisición de Lucasfilm por parte de Disney–, donde tuvo un papel primordial en la reconstrucción del Imperio caído. Tras ello, ha salido también en los videojuegos TIE Fighter, Galaxy of Heroes y Force Arena y en las temporadas tres y cuatro de Star Wars: Rebels, a través de las cuales fue reintroducido en el universo. Lleva en paradero desconocido desde la Guerra Civil Galáctica, presuntamente estudiando las regiones desconocidas del espacio. Si hubiera que apostar, en Fuera de Series imaginamos que tanto él como su subordinada están acumulando información y materiales para nutrir lo que acabará siendo la Nueva Orden.

Este impresionante episodio de The Mandalorian nos ha dejado, por último, un topónimo. . Como explica Ahsoka Tano al mandaloriano antes de que este reemprenda su viaje, Tython, un planeta ubicado en la región central de la galaxia, fue una vez la cuna de los jedi. Si hay en el espacio infinito algún antiguo caballero de la Orden dispuesto a adiestrar a Grogu, dirigirse a las ruinas del antiguo templo que allí descansan será la forma más rápida de contactar con él.

Al igual que el almirante Thrawn, este lugar también pertenece al universo expandido de las novelas y, como tal, quedó expulsado de lo que se considera trama canónica cuando Disney compró la franquicia. . Conociendo el ritmo que se gasta el mandaloriano, es seguro que tardaremos varios capítulos en arribar allí; pero llegar, llegaremos, porque Tython se reintrodujo en el canon actual en el número 40 del cómic Doctor Aphra, del que se rumoreó que también podríamos tener una serie.