‘The Witcher: Blood Origin’, precuela de ‘The Witcher’, ficha a su protagonista

The Witcher se ha convertido en un gran éxito para Netflix. Y no solo porque presumen de que la primera temporada fue vista por 76 millones de espectadores (una cifra dada por la plataforma que, como siempre, ponemos en cuarentena) y renovasen la serie para una segunda tanda de capítulos, sino porque han convertido a este título en su gran franquicia. Junto a la serie madre, la compañía prepara una película animada y una miniserie precuela, The Witcher: Blood Origin, que acaba de anunciar quién será su protagonista.

The Witcher: Blood Origin tiene lugar en el mismo universo que The Witcher, pero 1.200 años antes. A lo largo de seis entregas, contará la caída de civilización de los elfos (algo nombrado en la serie original) y el ascenso del primer brujo. Lo sucedido provocó una conjunción de las esferas que llevó a los mundos de hombres, elfos y monstruos a convertirse en uno. Esa fue la descripción del proyecto cuando se anunció, en julio del año pasado, pero ahora sabemos un poco más.

La actriz Jodie Turner-Smith, a la que hemos visto en series como The Last Ship, Jett o Nightflyers, ha sido elegida para encarnar el rol principal. Será en la ficción Éile, una guerrera de élite con una portentosa voz que abandonará su puesto como guardiana de la reina y a su clan para vivir como músico y nómada. Sin embargo, un suceso en el continente obligará a Éile a volver con los suyos y retomar su vena de guerrera, para vengarse y redimirse.

El responsable creativo de The Witcher: Blood Origin será Declan de Barra, quien ya escribió un episodio de The Witcher y anteriormente trabajó en Los originales, aunque contará con la supervisión de Lauren Schmidt Hissrich, showrunner dela serie principal. El otro proyecto de la franquicia es The Witcher: Nightware of the Wolf, película animada estará centrada en la figura de Vesemir, el mentor de Geralt de Rivia.